¡Mecachis Mama!·Emigración·Maternidad·Niños·Reflexiones

Pasar de la multitud a la (casi) soledad

(Ten post po polsku tutaj).

54ed3-wp_20150406_002

Pasar de desayunar con los abuelos, jugando con cosas en la mesa y pasárselo pipa, a desayunar los dos solos o, como mucho, con los abuelos por skype (no suele pasar).

Pasar de prepararse con más o menos tranquilidad, mientras Antek corretea por casa, a tener que prepararse a correr porque Antek no para de señalar el carro o, si tardo demasiado, coger los botines y traérmelos (porque está claro que Mama no entiende lo que quiere…)

Pasar de bajar al comercio, saludar a Silvia, coger hilos, jugar en el rincón de los nietos, ir a ver al abuelo al comercio de abajo e ir al parque a columpiarse, tirarse por el tobogán, etc. … a salir de casa, con Antek todo el camino protestando excepto cuando Mama le da algo para comer, y cuando llega al parque y se pone a jugar con el portal del parque (de los columpios, el tobogán y demás pasa olímpicamente).

Pasar de dar un paseo por la alameda para que Antek se quede dormido, a dar un paseo por la zona vieja con adoquines para que Antek se quede dormido.

Pasar de despertarse y jugar con el primo Hugo a despertarse en una casa vacía, solo con Mama.

Pasar de comer con los abuelos a comer los dos solos o con los abuelos por Skype (¿por qué no cogen las cosas que le doy? -se pregunta Antek).

Pasar de salir a dar un paseo para no despertar al primo Hugo y ver si Antek duerme también una siesta, a salir a dar un paseo para ir a la tienda e ir otra vez al parque o a echarle pan a los patos (un día le dije que íbamos a los patos y fue protestando todo el camino, creo que porque “aquel no era el camino hacia los patos”…)

Pasar de quedar con alguien o jugar con el primo y con los tíos en el parque o en casa del primo, a volver a casa y jugar con Tata (este quizá sea el cambio más neutro de todos).

Pasar de acostarse entre las 21 y las 22 a acostarse entre las 20 y las 21, sin pasar antes por el comercio a saludar a los abuelos, a jugar con la puerta del comercio de abajo y a coger hilos y jugar con la banqueta del comercio de arriba.


La verdad es que me pregunto cómo entiende Antek todos estos cambios. No tengo ni idea. Sé que al llegar quería salir seguido de casa y yo creo que quería salir porque quería que lo llevara al comercio a ver a los abuelos (evidentemente, puedo equivocarme, es solo lo que yo pienso). Cuando hablamos por skype muchas veces les enseña cosas, creo que para que las cojan, por suerte no insiste mucho. Llega un punto en que ya quiere bajar de la trona y corretear por la casa y yo creo que no entiende por qué los abuelos no van detrás de él. Lo creo porque podría parecer que es que no quiere hablar más, pero siempre después de que nos despedimos y colgamos y la imagen desaparece, empieza a llamarlos…

¿Alguien tiene experiencias de este tipo? ¿Hijos pequeños que reaccionan de formas curiosas al cambiar el entorno? ¿Ideas de cómo creéis que entienden ellos el cambio? (No necesariamente cambio de país, puede ser el cambio al empezar a ir a la guarde, o al empezar a quedarse con los abuelos…)

Anuncios

Dime qué piensas, me encantará leerte :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s