En español·Maternidad·Montessori en casa·Niños·Otros blogs

¿Qué hay en nuestros estantes?

(Ten post po polsku tutaj).

Esta entrada he decidido hacerla para participar en la Fiesta de enlaces que organizó este mes (que acaba hoy, lo sé) el blog montessoriencasa.es, concretamente en esta entrada. Se trata de compartir qué tenemos en los estantes de nuestros hijos, lo cual me pareció una idea muy interesante, entre otras cosas, para coger ideas de los estantes de otras familias.

La verdad es que yo he empezado a interesarme por el método y filosofía Montessori hace relativamente poco, creo que menos de un mes, o poco más de un mes, de modo que no estoy segura de que nuestros estantes sean del todo Montessori, pero por supuesto se aceptan consejos y críticas constructivas en los comentarios. Sigue leyendo “¿Qué hay en nuestros estantes?”

En español·Maternidad·Niños·Reflexiones

¿Por qué nos cuesta tanto tener empatía con los niños?

(Ten post po polsku tutaj).

Ayer fui al pediatra con Antek y, como estaba lleno (nos dieron cita porque Antek está enfermo) tuvimos que esperar más de una hora y, como Antek se sentía mal, no pudimos ir a dar un paseo y nos quedamos esperando en la sala de espera (donde por suerte tenían juguetes). Mientras esperábamos, algunos niños con sus respectivas madres iban entrando y saliendo. Hubo uno que estuvo todo el tiempo, con nosotros, probablemente porque su hermana también estaba enferma y tuvo que esperar mucho. Incluso cuando le tocó, él siguió esperando fuera con la abuela, entonces estuvimos todo el tiempo los cuatro. (Mientras otros pacientes iban y venían). Sigue leyendo “¿Por qué nos cuesta tanto tener empatía con los niños?”

BLW·Cena·cocina·Comida·Recetas·Recetas para torpes·Recetas rápidas·Recetas sanas·Vegetariano

Surówka de zanahoria y manzana (BLW)

La “surówka” es un clásico en la cocina polaca. Yo diría que las “surówkas” son para la cocina polaca lo que la ensalada es para la cocina española: es esa porción de verdura/hortaliza cruda que acompaña a un plato de comida. Mientras que en España tenemos la típica ensalada de lechuga, tomate y cebolla (puede tener otros ingredientes, pero estos son los básicos), en Polonia acompañan los platos con “surówkas”, y hay varios tipos diferentes. Estas suelen ser de alimentos crudos rallados (aunque también las hay con alimentos fermentados, como la col o el pepinillo). En los restaurantes es típico que te sirvan el plato con más de una surówka, pero me imagino que en las casas particulares la gente lo acompañará solo con una, por razones obvias de tiempo.

 
La surówka de zanahoria y manzana es una de mis preferidas, lo cual es normal si eres española y no estás acostumbrada a comer la raíz del apio o la raíz del perejil crudas… La verdad es que esta es una receta súper simple y os animo a probarla si sois fans de la zanahoria cruda.

Sigue leyendo “Surówka de zanahoria y manzana (BLW)”

BLW·Comida·Recetas·Recetas para torpes·Recetas rápidas·Recetas sanas

Espaguetis a la boloñesa o espaguetis con carne picada y tomate (fácil, rápido, delicioso ¡y BLW!)

(Ten post po polsku tutaj).

Creo que todo el mundo sabe hacer esta comida, pero que probablemente todo el mundo la hace de una manera diferente, algo así como lo que pasa con la tortilla de patatas (una receta tan simple y no encuentras dos personas a las que le salga igual). Así que hoy presento cómo hago yo los espaguetis a la boloñesa o, para aquellos que han probado los reales/originales espaguetis a la boloñesa, podemos llamar a los míos espaguetis con carne picada, para que no se sientan ofendidos.

2db5b-wp_20151107_011 Sigue leyendo “Espaguetis a la boloñesa o espaguetis con carne picada y tomate (fácil, rápido, delicioso ¡y BLW!)”

En español·Lactancia·Maternidad·Mi experiencia·Niños

Mi experiencia con la lactancia (1)

(Ten post po polsku tutaj).

Este espero que sea una de esas entradas que pueden ayudar a futuras madres. No porque yo sea una experta ni mucho menos, sino porque creo que está bien conocer las historias reales relacionadas con este tema de personas que empezaron sin tener mucha idea del tema. Creo que está bien saber que no es tan fácil como lo pintan en algunas pelis: “lo ponen al pecho, lo coge, y ya está”; ni tan imposible como lo pintan hoy en día las leyendas urbanas: “es que hay mujeres a las que no le sube la leche”. Seguro que esta última la habéis oído muchísimas veces e incluso os la habéis creído (yo también lo hice en su momento). Pues resulta que esa frase es una solemne tontería que personalmente me imagino que habrán difundido las marcas de leche en polvo, porque no hay mejor manera de conseguir que algo como la lactancia fracase, que convencer a las protagonistas (las madres) de que lo más probable es que no lo consigan. ¿Creéis que los grandes deportistas que van a las olimpiadas han llegado hasta ahí porque estaban rodeados de gente que les decía “no lo vas a conseguir, piensa cuántos deportistas consiguen llegar a las olimpiadas y, encima, ganar algo, casi ninguno; pues tú no vas a ser diferente”? Cuando a alguien le dices que no va a conseguir algo estás llevándolo poco a poco al fracaso. Esto pasa con la lactancia materna. ¿Estoy diciendo con esto que no hay madres a las que no les sube la leche? No. Existen las madres a las que les pasa esto, pero es tan probable como que una persona sea ciega o muda: es posible, pero no es lo normal, como nos quieren hacer creer. Si fuera lo normal, hace tiempo que nos habríamos extinguido, porque la leche de fórmula existe desde hace muy poco. Sigue leyendo “Mi experiencia con la lactancia (1)”

Con un poco de humor·En español·Maternidad

Cerebro de embarazada

(Ten post po polsku tutaj).

Cuando estaba embarazada me regalaron un libro sobre el embarazo en el que descubrí la expresión “cerebro de embarazada”. Según este libro, era un fenómeno que afectaba a la mujer no solo durante el embarazo, a pesar de lo que dice la propia expresión, sino hasta más o menos los 4 años del bebé/niño. ¿En qué consiste? En que la madre está más olvidadiza, despistada, le puede costar seguir las conversaciones… ¿Por qué sucede esto? Muy fácil, porque constantemente en su mente está el embarazo/el bebé/el niño; por mucho que esté pensando en otra cosa, haciendo otra cosa, hablando de otra cosa, ese otro pensamiento está presente constantemente y como estar atendiendo a dos cosas al mismo tiempo no es fácil, una de ellas siempre va a recibir menos atención por parte del cerebro y lo más probable es que esa cosa sea la segunda (no el embarazo ni el bebé). A mí me convenció esta explicación, entre otras cosas porque me pareció bastante lógica y, por qué negarlo, porque a mí me empezaron a pasar cosas que casi mejor era justificarlas con el “cerebro de embarazada”…

A continuación, os presento solo algunos ejemplos, no todos míos, pero que narraré primera persona para no tener que delatar a la “culpable”:

1. ¿Cuarto o quinto?
Durante dos meses vivimos en un cuarto piso, con ascensor, es decir, que durante unos 60 días constantemente tenía que pulsar el número 4 para ir a mi piso. Después de esos dos meses nos mudamos a un quinto piso y evidentemente algún día tenía que pasar que me confundiera y pulsara el número 4 sin querer (hasta aquí, todo normal, le podía haber pasado a cualquiera). Para colmo, el ascensor era más lento que el caballo del malo y nada más pulsar el 4 me di cuenta de que me había confundido, pulsé el 5 y pensé “jobar, ahora a esperar a que se abra en el cuarto, a que se cierre, a que arranque, suba al quinto y por fin se abran las puertas…” Total, que se abrió en el cuarto, salí y el ascensor subió al quinto… Es decir, que al tiempo de espera mencionado anteriormente tuve que sumarle que volviera a bajar al cuarto y volver a darle (subir andando no era una opción porque iba con el carro).

2. Dónde están las llaves matarilerilerile donde están las llaves matarilerilerón chimpón.
En Alemania y en Polonia los parques destinados para bebés o niños pequeños (hasta 3 o 4 años) suelen estar cerrados con una valla, con un portalito para entrar. Personalmente me parece muy práctico, para evitar atropellos por parte de los niños grandes, que juegan corriendo y evidentemente no se fijan si hay un bebé por el camino, como pasaba en España, donde tenía que estar de guardaespaldas de mi hijo constantemente. También está bien para evitar que tu bebé se vaya hacia la carretera, si está cerca del parque (bueno, luego aprende a abrir el portal y esto ya no cuenta, pero algo de tiempo siempre ganas). Total, que llego un día y saco las llaves de mi casa del bolso para abrir el portal (???)

3. Y tú, ¿cuántas bragas te pones normalmente?
Me estoy vistiendo, me pongo las bragas, me pongo el pantalón, voy a coger los calcetines en el cajón de la ropa interior… Cuando mi cerebro de repente vuelve a funcionar me doy cuenta de que me estoy poniendo otra vez unas bragas… ¡por encima del pantalón! Es lo que pasa cuando tienes cerebro de embarazada y los calcetines en el mismo cajón que las bragas.

4. ¿Por qué no se aguanta esta crema?
Después de cambiarle el pañal a Antek y ponerle un poco de crema en el culete, intento apoyarla otra vez en el cambiador, pero no hay manera, no quiere sostenerse. Cuando por fin levanto la vista y veo lo que estoy haciendo, me encuentro con esto:

422d7-wp_20151104_021

¿Y vosotras, también tenéis cerebro de embarazada? ¿Alguna experiencia graciosa que os apetezca compartir? (Molaría mucho que compartierais alguna en los comentarios, que mola mucho tener comentarios).

BLW·cocina·Comida·En español·Recetas rápidas·Sopas·Vegetariano·Verduras

Crema de coliflor (BLW)

(Ten przepis po polsku tutaj).

Hoy traigo una receta sana sana: crema de coliflor. No es de mis preferidas, porque no soy amante de la coliflor, pero desde luego puestos a comer coliflor yo prefiero comerla así que cocida sin más. Además, al añadirle los picatostes, ya casi cualquier sopa está rica. Una de las cosas que más me gusta de esta sopa es lo rápido que se hace (que con un bebé en casa es algo que se agradece) y que a Antek le encanta (tanto que mientras le llenaba la cuchara con un poco y se la daba en una mano para que la llevara a la boca, con la otra mano cogía más sopa para llevársela a la boca después; sí, estáis leyendo bien, ¡cogía la sopa con la mano!)

Esta receta también la he sacado de White Plate. Una vez más, si entendéis el polaco, os animo a que visitéis esta página y le echéis un ojo a las recetas vosotros mismos, ¡seguro que encontráis algo que os llama la atención!



Ingredientes:

1 coliflor

1 diente de ajo

1 cebolla

1 litro de caldo (puede ser con un trocito de pastilla de avecrem o alguno que tengáis en casa de haber cocido verduras otro día; para realzar el sabor podéis echarle un par de hojas de laurel y pimienta inglesa o pimienta de Jamaica*)

Pimienta y sal


Para los picatostes:

Pan integral

Aceite de oliva


Cómo hacer la sopa:

1. Cocer la coliflor, el diente de ajo y la cebolla en el agua del caldo hasta que la coliflor esté blanda (no pasa nada si está demasiado blanda porque se va a triturar después).

2. Antes de que acabe de cocerse, salpimentar.

3. Triturarlo todo.

Se puede hacer solo con coliflor, pero yo creo que el ajo y la cebolla le dan un toque mucho más rico. Si le echáis caldo Avecrem tened cuidado con la sal, porque a lo mejor ya la pastilla de caldo lleva bastante.


Cómo hacer los picatostes:


1. El pan, cortado en cuadraditos, se echa en la sartén seca y se deja (removiendo de vez en cuando) hasta que se tuesta un poco (se pone durito, no es necesario que tenga ya color de tostado).

2. Se echa un chorrito de aceite de oliva y se deja un rato más en la sartén.

3. Se retira y se espera a que enfríe un poco.


A Antek le ofrecí la coliflor en sopa y una ramita cocida, porque no sabía si la sopa lo iba a frustrar demasiado e iba a preferir comer con las manos. Para sorpresa mía, prefirió comer con las manos, sí, pero la sopa (!) Como véis, al principio lo intentó con la cuchara y el tenedor al mismo tiempo (tenía los dos en la mano) y luego ya fue directo con las manos. ¡Le encantó!






*Esta especia en mi diccionario aparece como pimienta inglesa o pimienta de Jamaica. Es un tipo de especia que se le echa mucho a las sopas en Polonia (y a otros tipos de comidas, como guisos). En Google Imágenes tanto al poner “pimienta inglesa” como “pimienta de Jamaica” salen las mismas imágenes, así que supongo que se utilizan los dos nombres. En cualquier caso, os dejo también una imagen de este tipo de pimienta, por si no la conocéis: