En español·Maternidad·Reflexiones

Todas somos buenas madres

No tengo muy claro a raíz de qué, pero ayer cuando volvía a casa después de pasear venía pensando en cómo las madres se critican las unas a las otras. Que si mira esa, que le da biberón en vez de teta; mira esa, que le da teta a ese niño ya tan grande; mira esa, que le da potitos comprados; mira esa, que le da porquerías a su hijo; mira esa, he oído que su hijo todavía duerme con ellos en cama; mira esa, siempre está cogiéndolo en brazos…

Este tipo de críticas suelen venir de otras madres, rara vez oyes a un hombre hacer ese tipo de comentarios, simplemente les da igual cómo otras madres crían a sus hijos. ¿Por qué las madres hacemos esto? ¿Por qué podemos entrar en tremendas discusiones sobre el tipo de educación o crianza que les damos a nuestros hijos? He estado pensando y, en un intento de ser positiva y no ver esto como algo que sale de la maldad de las personas y punto, y también a raíz de otros blogs en los que he leído entradas sobre este tema, he llegado a la conclusión de que muchas veces se hace no tanto por criticar el método de la otra sino por defender el propio. Las madres estamos llenas de dudas, especialmente las primerizas -aunque no solo-, y cuando ves que otra persona hace las cosas diferentes, a veces sientes esa necesidad de criticarlo para que quede claro que tú estás haciendo lo mejor, es como una forma de reafirmarse. No es que quieras decir que la otra lo está haciendo mal, sino que quieres convencerte a ti misma de que tú lo estás haciendo bien.

Esta es solo una entrada en defensa de las madres, porque malas madres no hay casi. Es evidente que hay casos de malas madres, esos casos extremos que implican violencia o abandono; pero son casos extremos y no es lo normal. Cualquier madre que toma las decisiones relacionadas con la educación y crianza de sus hijos en base al respeto y al amor que sienten por ellos son buenas madres. Toda madre que hace lo que hace porque cree que es lo mejor para su hijo es buena madre. Una madre que da el biberón desde el primer día es buena madre. Una madre que le da la teta a su hijo de cuatro años es buena madre. Es buena madre la que lleva a su hijo en un carro y la que lo lleva en un pañuelo o mochila. La que le da papillas industriales y la que le prepara comidas en casa. Toda madre que quiere a su hijo y basa sus decisiones en lo que considera que es lo mejor es buena madre.

Sí, puede ser que haya cosas que hagamos como madres que no sean lo mejor para nuestros hijos. Pero, seamos serios, ¿qué es lo mejor? Unos dirán que una cosa y otros que otra. Habrá cosas que ahora se “sepa” que son lo mejor, y que en unos años resulte que no lo eran (cuando yo era pequeña había que acostar a los bebés boca abajo, ahora se sabe que eso es malo). Realmente hay muchos casos en los que es imposible saber al 100% qué es lo mejor, por lo tanto lo mejor es hacer lo que nos dicta el instinto, lo que nosotras creemos que es lo mejor y/o aquello con lo que nos sentimos cómodas (a veces sabemos que no es lo mejor, pero no podemos más o no nos gusta o… y tampoco se trata de andar agotadas, o infelices, o…) Lo mejor es hacerlo con amor. Un niño no necesita una madre perfecta, un niño necesita una madre que lo quiere, que lo cuida y que es feliz. Porque cuando la madre es feliz, el niño es feliz, y ser felices es mucho más importante que ser perfectos.

Anuncios

8 comentarios sobre “Todas somos buenas madres

  1. Cuelgo el comentario que me envió Xan Cancelas en un mensaje privado porque no fue capaz de publicarlo él mismo:

    Paula hablar de lo que es ” lo mejor ” para otro u otra es siempre muy relativo porque…. Quien soy yo para decir qué es lo mejor …? Como tu bien apuntas ni siquiera en los casos en que el análisis tiene una base prettendidamente científica o analítica podemos asegurar su certeza y acierto… Yo creo que la vida nos va enseñando muchas cosas, pero ” lo mejor ” y ” lo peor ” muchas veces está supeditado a las leyes que marca el puto mercado : asegún le interese a las grandes empresas unas cosas hoy van a ser buenas y otras malas…, mañana ” Dios dirá “… A los niños POR ENCIMA DE TODO hay que ayudarlos a crecer, a que se vayan formando, a que ellos mismos se vayan ” haciendo ” , pues las niñas y los niños son personas como nosotros y tienen todo el derecho del mundo a irse haciendo ellos mismos y no a que tengan que ser un retrato de ” su educador y/o educadora “… Bajo mi punto de vista os pasais en dirigir, dirigir y dirigir (( sabes que estoy generalizando y no personalizandolo en ti eh )) , pretendeis crear un ADULTO lo más rapidamente posible, cuando bajo mi personal y peculiar forma de entender las cosas, debería tratarse de que siguieramos siendo siempre NIÑOS o NIÑAS en muchisimas facetas y expresiones de la vida máximo en un mundo en el que ser ADULTO es una perversidad tremenda…
    …Y sobre lo de andar a criticar al otro o a la otra…, pues puñetera costumbre : ninguno tenemos derecho a criticar al otr@ ni a meternos en la vida de nadie : hablar, conversar, contrastar opiniones SI , pero siempre con respeto y abiertamente…

    Le gusta a 1 persona

  2. Por eso mismo digo que lo mejor es hacer lo que a uno le dicta el instinto y hacerlo en base al respeto y el amor que se siente por ellos. Precisamente porque no sabemos qué es lo mejor y porque es relativo, no tiene sentido obsesionarse con eso. Más o menos ese era el mensaje que pretendía transmitir con mi entrada. Que no hay que obsesionarse y, sobre todo, que no hay que criticar a otras personas y a su forma de educar a sus hijos, ni siquiera hay que entenderlas, solo hay que respetarlas. (Y no solo en lo que se refiera a la forma de educar a sus hijos, en todos los aspectos, no tenemos que entender por qué la gente hace una cosa o otra, solo respetarla y seguir con nuestra vida).
    Por supuesto estoy de acuerdo en que a los niños hay que ayudarlos a crecer, a que se formen y a que tengan su propia personalidad, que sepan tomar decisiones y que sepan decir “no” o “esto no me gusta”, porque tienen tanto derecho como nosotros y porque queremos que el día de mañana no se dejen influenciar por las masas, que sean capaces de tomar sus propias decisiones sin importarles el “qué dirán”.
    Bueno, menos mal que dices que no estás generalizando, porque personalmente no tengo la impresión de dirigir mucho a mi hijo. Más bien le doy bastante libertad, intentando siempre que dicha libertad no sea perjudicial, evidentemente (no le doy la libertad de abrir el cajón de los cuchillos o de coger un vaso con agua caliente). Dejo que haga todo a su ritmo, a pesar de los consejos a veces de que lo “estimule” (empezó a gatear y a andar cuando se sintió preparado para ello). Y por supuesto personalmente tampoco pretendo crear un adulto antes de tiempo porque me parece totalmente absurdo. La infancia es la etapa más bonita de la vida y debe durar lo máximo posible, desde mi punto de vista. Y los adultos que a mí personalmente más me gustan son los que se comportan como niños (ojo, no los que tienen rabietas, se enfadan por tonterías, etc.; hablo de los adultos que no tienen problema en hacer un poco el tonto, que si se enfadan contigo al rato se les pasa, que se emocionan con cosas simples como un copo de nieve o un arco iris o unos fuegos artificiales).
    Total, que creo que en general estamos de acuerdo, ¿no?

    Le gusta a 1 persona

  3. Por eso mismo digo que lo mejor es hacer lo que a uno le dicta el instinto y hacerlo en base al respeto y el amor que se siente por ellos. Precisamente porque no sabemos qué es lo mejor y porque es relativo, no tiene sentido obsesionarse con eso. Más o menos ese era el mensaje que pretendía transmitir con mi entrada. Que no hay que obsesionarse y, sobre todo, que no hay que criticar a otras personas y a su forma de educar a sus hijos, ni siquiera hay que entenderlas, solo hay que respetarlas. (Y no solo en lo que se refiera a la forma de educar a sus hijos, en todos los aspectos, no tenemos que entender por qué la gente hace una cosa o otra, solo respetarla y seguir con nuestra vida).
    Por supuesto estoy de acuerdo en que a los niños hay que ayudarlos a crecer, a que se formen y a que tengan su propia personalidad, que sepan tomar decisiones y que sepan decir “no” o “esto no me gusta”, porque tienen tanto derecho como nosotros y porque queremos que el día de mañana no se dejen influenciar por las masas, que sean capaces de tomar sus propias decisiones sin importarles el “qué dirán”.
    Bueno, menos mal que dices que no estás generalizando, porque personalmente no tengo la impresión de dirigir mucho a mi hijo. Más bien le doy bastante libertad, intentando siempre que dicha libertad no sea perjudicial, evidentemente (no le doy la libertad de abrir el cajón de los cuchillos o de coger un vaso con agua caliente). Dejo que haga todo a su ritmo, a pesar de los consejos a veces de que lo “estimule” (empezó a gatear y a andar cuando se sintió preparado para ello). Y por supuesto personalmente tampoco pretendo crear un adulto antes de tiempo porque me parece totalmente absurdo. La infancia es la etapa más bonita de la vida y debe durar lo máximo posible, desde mi punto de vista. Y los adultos que a mí personalmente más me gustan son los que se comportan como niños (ojo, no los que tienen rabietas, se enfadan por tonterías, etc.; hablo de los adultos que no tienen problema en hacer un poco el tonto, que si se enfadan contigo al rato se les pasa, que se emocionan con cosas simples como un copo de nieve o un arco iris o unos fuegos artificiales).
    Total, que creo que en general estamos de acuerdo, ¿no?

    Me gusta

  4. A riesgo de reflotar un debate antiguo, me encantan tus reflexiones y no podría estar más de acuerdo.

    En mi caso sí que mi infancia fue un caso extremo en el que hubo neglicencias y maltrato y, aunque teníamos todas las comodidades (o por lo menos más de las que tendrá mi Pingüinito), lo que más echaba en falta era el amor. Recuerdo pensar que envidiaba a mis compañeros de clase porque vivían en pisos y yo atribuía mi soledad emocional a vivir en una casa.

    Por eso no me importa recortar en gastos, porque lo básico: el amor y el respeto (aquí hubo una carencia importante en mi caso) lo tendrá de sobras. Quizá en algún momento le moleste que no le compremos algún juguete deseado, pero no creo que al crecer le de importancia a esos detalles.

    Un saludo, nos vamos leyendo!! 😉

    Me gusta

    1. Gracias, me alegra que te gusten mis reflexiones. Desgraciadamente, como decía, sí hay casos en los que a lo mejor no podemos decir lo que yo digo en mi título… pero por eso digo que lo importante es el amor y el respeto y hacer las cosas en base a eso. Cuando se hacen las cosas en base a eso, la teta o el biberón, el colecho o no colecho, el carro o el porteo… son detalles de menor importancia y cada uno debe hacer aquello con lo que está cómodo. Para cosas de mayor importancia, para cosas más serias, es evidente que lo de “yo sé lo que es mejor para mis hijos” no vale. Hay madres que, desgraciadamente, no lo saben, o lo saben pero pasan de todo, que es peor aun… Por cierto, léete porfis mi post sobre “los mejores asientos para coche”, que ese sí que me parece super importante! (Aunque es muy probable que ya hayas leído sobre el tema, pero por si acaso).
      Ah, y lo de los juguetes… lo importante como dices es el amor y el respeto, y mejor que juguetes son las experiencias. En cuanto a los juguetes y a las formas de jugar te recomiendo un blog, http://www.tierraenlasmanos.com que me parece absolutamente genial y me encanta las ideas que ofrece, sobre el juego, la forma de jugar, los mejores juguetes (piedras, palos 😉 ). Me encanta 🙂
      Un beso y gracias por leer y comentar tantos posts ji ji (yo tengo un día terrible hoy, los dos enfermos, el peque y yo, y los dos solos y sin tribu… ay… ahora por fin duerme, a ver cuánto…)

      Le gusta a 1 persona

      1. Jaja no te preocupes, cuidaros muy bien y que os mejoreis pronto. Yo es que he empezado con los posts sobre las listas y ya no podía parar jaja es que soy un poco adicta a la lectura. Pues no conocía este blog que comentas, me pasaré por ahí porque es un tema que me interesa. Muchos besos y a cuidarse!

        Me gusta

Dime qué piensas, me encantará leerte :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s