Actividades·En español·Juegos baratos·Juegos en casa·Juegos simples·Minipost·Yo_juego_sin_juguetes

Minipost: yo_juego_sin_juguetes – jugando con una caja

(Ten post po polsku tutaj).

Hoy nos lo pasamos pipa jugando con una caja. Antek se meaba de la risa con cosas súper simples y yo me meaba de la risa con su risa.

Todo empezó como empieza siempre con la caja (la tenemos desde hace cuatro meses), metiéndose dentro de ella. 


Entonces, se me ocurrió coger su pelota y tirarla dentro de la caja, con él dentro, para encestar. Se meaba de la risa cada vez que lo hacía y me la pasaba diciendo “isiá” (que es “jeszcze raz”, es decir, otra vez).

Más tarde, yo cogí la caja y me la metí en la cabeza y dije “mamá no está”, él se acercó y mientras la levantaba yo decía “¡aquí estoy!” y otra vez se meaba de la risa. Luego nos metíamos los dos: “Antek y mama no están – ¡Aquí están!”. Otra vez se meaba de la risa. Lo repetimos varias veces y todas se partía.

El fondo de la caja se abrió (ninguna sorpresa) y pusimos la caja boca abajo. Antek metía la pelota dentro y cerraba la caja otra vez y decía “aca” (no está, “aca” es de “acabouse”, pero también lo utiliza para decir cosas como “no está”, “no hay”, etc.) Cuando abría la caja con un “tachán” también estaba todo contento. En un momento en que se despistó cogí la pelota y la escondí detrás de mí. No podía encontrarla y buscó en mi camiseta, jajaja. Se acercó y me la estiró para ver si la pelota estaba dentro. Aquí fui yo la que me meé de la risa. Entonces dijo “ababa” (ombligo) y le pregunté si creía que la pelota estaba en mi ombligo y me dice que sí. Jajaja. Se fue a buscar la pelota al recibidor y yo aproveché para ponerla debajo de mi camiseta, en la barriga. Cuando volvió al salón, como me miraba para la cara, ni se daba cuenta de que tenía la pelota en la barriga, debajo de la camiseta, jajaja. Cuando por fin se dió cuenta, sonrió, dijo “papi” (pelota) y vino a cogerla.

Luego, con la caja de lado, metía la pelota desde fuera y “cerraba” la caja (el fondo). Yo tiraba la pelota y la caja se abría de golpe y la pelota pasaba por ella. Otra vez se meaba de la risa. Otra cosa que repetimos numerosas veces y le seguía haciendo muchísima gracia durante mucho tiempo.

Durante el resto del día, varias veces me cogió una teta y dijo “papi”, jajajajajajaja. ¡Qué día!

Anuncios

Dime qué piensas, me encantará leerte :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s