En español·Maternidad·Minipost·Montessori en casa·Niños

Minipost: ¿Qué hago con mi hijo?

A veces nos complicamos la vida pensando qué hacer con nuestros hijos: le hago un libro de tela, hacemos un mural con pintura de manos, nos metemos en clases de piscina, vamos a este cuenta-cuentos, vamos al parque, vamos a un concierto, vamos al zoo, voy a hacerle unas láminas, vamos a hacer unas manualidades, vamos a pintar, vamos a… Y a veces resulta que nuestros hijos se entretienen con cualquier cosa y cuánto menos ha hecho falta pensarla, mejor. 

A veces veo que Antek ya está harto de estar en casa (suele notarse porque empieza a hacer las cosas que sabe que no debe hacer para llamar mi atención). Entonces, lo que suelo hacer si no tengo ningún plan concreto es simplemente salir de casa y dejar que decida él. Es increíble como algo tan simple como un paseo (que a lo mejor no es de más de diez metros) puede ser tan interesante para un niño pequeño. Claro que si nos damos cuenta de que aquellos en lo que nosotros llevamos décadas viviendo y todas esas cosas a las que ya estamos acostumbrados son relativamente nuevas para ellos, tampoco debería sorprendernos tanto. 

La foto de este post fue de un día que íbamos probablemente de camino al parque pero ni llegamos, porque Antek encontró ese lugar lleno de diversiones. ¿No las veis? Pero si están ahí a la vista, ese “escalón” tan bueno para practicar equilibrio, o la subida de escalones, o la “evasión” de obstáculos, pasando por encima sin apoyarse en él… ¡El parque puede esperar!

Avena·BLW·cocina·En español·Galletas·Merienda·Otros blogs·Recetas·Recetas sanas·repostería·Sin azúcar·Uvas pasas·Vegetariano·Zanahoria

Galletas de avena, zanahoria, compota y uvas pasas – sin azúcar (BLW)

(Ten post po polsku tutaj).

Hoy estreno la sección de traducción de otros blogs al español. Esto es algo que ya he hecho en polaco con más frecuencia, porque leo más blogs en español y, por lo tanto, es más frecuente que me encuentre con una entrada interesante que quiera traducir en español (al polaco) que a la inversa. Empecé a hacer posts traducciones de otros posts principalmente por dos razones: una es que soy traductora y nunca viene mal seguir traduciendo, aunque sea de una forma más informal, y otra porque a veces encuentro entradas que me parecen lo suficientemente interesantes como para traducirlas y permitir que sus lectores sean no solo quienes entienden el idioma, sino también quienes no. No tengo ni idea de si traducir entradas de otros blogs es algo que ya se ha hecho o no.  Sigue leyendo “Galletas de avena, zanahoria, compota y uvas pasas – sin azúcar (BLW)”

En español·Lactancia·Maternidad·Mi experiencia·Niños

Mi experiencia con la lactancia (2)

 

En este post empecé a hablar de mi experiencia con la lactancia. Como es un tema que da para mucho, preferí dividirlo para no hacer un post interminable que nadie se leería. Tal y como contaba en él, tras un parto por cesárea, en menos de dos días ya estaba alimentando a Antek exclusivamente con lactancia materna. Sigue leyendo “Mi experiencia con la lactancia (2)”

Cuando_no_tenía_blog·Reflexiones

Cuando_no_tenía_blog – ¡Qué infantil eres!

Antes de ser bloguera, ya me gustaba escribir. Supongo que es una de las razones por las que me hice bloguera, claro. Hoy he decidido abrir una nueva sección del blog en la que publicar aquellas cosas que escribí cuando aún no tenía un blog. Este texto lo publiqué en enero de 2009 en el facebook, no sé si lo escribí entonces o antes. Haré alguna pequeña modificación, porque siempre hay algo que apetece cambiar cuando se relee algo antiguo, pero como no quiero cambiarlo por completo, solo haré cambios pequeños (si hay párrafos enteros que hoy por hoy no me convencen, no los voy a borrar de todos modos, por respeto a la versión original).

 

“¡QUÉ INFANTIL ERES!” -alguien dijo.

Sigue leyendo “Cuando_no_tenía_blog – ¡Qué infantil eres!”

Actividades·En casa·En español·en_casa·Juegos baratos·Juegos en casa·Juegos simples·Minipost·Montessori en casa·Pasta·Yo_juego_sin_juguetes

Minipost: yo_juego_sin_juguetes – Jugamos con pasta cruda

(Ten post po polsku tutaj).


Jugar con pasta cruda es algo que a Antek le encanta. Abrimos un paquete (o cogemos uno ya abierto con el que ya ha jugado), lo echamos en uno de los recipientes, encima de la manta de juego, y a partir de ahí, todo suyo. Normalmente le doy más de un recipiente y se lo pasa pipa jugando a los trasvases y está super concentrado durante un montón de tiempo. Puede parecer un juego muy simple, pero es increíble la de cantidad de cosas que aprenden con él, y probablemente por eso les gusta tanto: desde algo que nos parece tan sencillo (pero para ellos no lo es) como el trasvase de un recipiente a otro, hasta el comprobar que la pasta que cabe en uno de los recipientes no cabe en el otro 😉

Normalmente empieza muy bien y cuánto más tiempo lleva más pasta se le va cayendo fuera. Al final, suele haber más pasta en la manta que en los recipientes, como se ve en la foto. No tengo muy claro si es porque poco a poco pone menos esmero o porque en el fondo le da igual o quizás incluso porque le hace más chiste que se caiga fuera. No lo sé, y la verdad es que no me importa. Me encanta ver lo mucho que se concentra y lo mucho que le gusta este juego tan barato 🙂

En español·Minipost·Niños·Reflexiones

Minipost: descubriendo cosas nuevas y fabulosas

(Ten post po polsku tutaj).

Pero descubriendo, ¿quién? ¿Antek o yo? Pues diría que los dos. Cuando él descubre algo que para nosotros es más o menos simple -como una mariquita- o bonito y espectacular -como unos fuegos artificiales- y se asombra, yo descubro lo impresionante que es ver esa cara de asombro. Descubro que hay algo mucho más bonito que unos fuegos artificiales, y es la cara de mi hijo mientras los ve. 

Sigue leyendo “Minipost: descubriendo cosas nuevas y fabulosas”

Cesárea·En español·Mi experiencia·Parto

Mi experiencia con la cesárea (II)

(Esta entrada es continuación de esta otra entrada, donde empecé a relatar mi experiencia con la cesárea. Debo señalar que mi experiencia es de una cesárea de urgencia, que si no me equivoco, se diferencia bastante de una cesárea programada).

pregnancy-31113_1280

Recuerdo que cuando pasó el efecto de la anestesia local y empecé a sentir otra vez mi cuerpo del pecho para abajo, una matrona quiso que me levantara de la cama y fuera al baño a ducharme (ella me ayudaría). Yo le dije que me dolía demasiado, que no era capaz, pero ella insistió. Intenté incorporarme y ni eso fui capaz, y parece ser que la convencí porque de repente dijo que vale, que lo intentábamos más tarde. Después de unas horas volvió y me dijo que lo intentáramos otra vez. En fin, decidí que bueno, habrá que intentarlo, si dice que ya puedo será que puedo, así que tengo que conseguirlo. Conseguí incorporarme y empezar a andar, no sé ni como, porque recuerdo que el dolor en la zona abdominal era espantoso. Me sentía super débil y el dolor me parecía insoportable, hasta el punto de que empecé a marearme. Se lo dije y llamó a una compañera para ayudarme entre las dos mientras me decía “no te me desmayes ahora que yo sola no puedo contigo” antes de que llegara su compañera. Una vez en la cama le dije “no sé qué pasó, me sentía tan decidida…” como con algo de culpa, pero me dijo que no pasaba nada, que lo volvíamos a intentar más tarde. La verdad es que casi toda la gente a la que le he contado esto le ha parecido que me animaron a moverme demasiado rápido (la cesárea fue sobre las tres de la tarde y esto fue por la noche, el primer intento por la noche y el segundo, cuando me mareé, de madrugada). Sigue leyendo “Mi experiencia con la cesárea (II)”