Avena·BLW·cocina·En español·Galletas·Merienda·Otros blogs·Recetas·Recetas sanas·repostería·Sin azúcar·Uvas pasas·Vegetariano·Zanahoria

Galletas de avena, zanahoria, compota y uvas pasas – sin azúcar (BLW)

(Ten post po polsku tutaj).

Hoy estreno la sección de traducción de otros blogs al español. Esto es algo que ya he hecho en polaco con más frecuencia, porque leo más blogs en español y, por lo tanto, es más frecuente que me encuentre con una entrada interesante que quiera traducir en español (al polaco) que a la inversa. Empecé a hacer posts traducciones de otros posts principalmente por dos razones: una es que soy traductora y nunca viene mal seguir traduciendo, aunque sea de una forma más informal, y otra porque a veces encuentro entradas que me parecen lo suficientemente interesantes como para traducirlas y permitir que sus lectores sean no solo quienes entienden el idioma, sino también quienes no. No tengo ni idea de si traducir entradas de otros blogs es algo que ya se ha hecho o no. Si no lo es, pues ahí voy yo de original, jeje. 

Mi primera entrada traducción al español será con una receta sana, o debería decir otra receta sana, ya que tenéis más recetas sanas aquí. Esta vez, unas galletas sin azúcar que he sacado del blog Little Grazers, donde hay muchas más recetas interesantes en inglés. En este blog, Little Grazers, tenéis las recetas de una madre que empezó a inventar diferentes platos para ver si ofreciendo las verduras de una forma diferente sus hijos las comían. Hay recetas geniales de hamburguesas y albóndigas vegetales. Esta es la primera receta que he hecho de este blog hasta ahora, pero seguro que no será la última. He hecho un par de cambios porque hay un par de ingredientes que no tenía (o quizá incluso no sabía qué eran) o simplemente me apetecía hacer el cambio. Aquí os dejo mi versión, por supuesto. Si os interesa la versión original, podéis encontrarla aquíSus fotos por supuesto son mucho mejores que las mías 🙂

Ingredientes (para unas 15 galletas):

  • 1/2 taza de copos de avena 
  • 1/2 taza de harina 
  • 1/3 taza de mantequilla a temperatura ambiente 
  • 1/2 taza de compota de manzana templada 
  • 1 cucharadita de canela 
  • 1/3 taza de zanahoria rallada 
  • 1/4 taza de uvas pasas 
  • 4-6 dátiles (o más, si os gustan más dulces, yo no pasaría de 10)
Cómo lo hago? 
  1. Pon los dátiles en un vaso con agua y déjalos 10 minutos a reposar. Después, escúrrelos y tritúralos con una batidora. 
  2. Enciende el horno a 180º. 
  3. En un bol mezcla la harina, los copos de avena y la canela. 
  4. En otro bol mezcla la pasta de los dátiles, la compota de manzana y la mantequilla. 
  5. Mezcla los ingredientes de ambos boles hasta obtener una masa homogénea y luego añade la zanahoria y las uvas pasas. Vuelve a mezclar.
  6. En una bandeja para el horno pon papel de hornear y coloca porciones de masa ayudándote con una (o dos) cucharas (la masa no queda lo suficientemente seca como para amasar). Con una de las cucharas aplasta las porciones, de modo que tengan forma de galleta (más o menos). 
  7. Mételas en el horno previamente calentado y déjalas hasta que se doren (unos 18-20 minutos). Yo siempre las dejo un poquito más porque a mí me gustan tostaditas. En este sentido cada uno hace ya a su gusto (yo suelo hacer dos bandejas porque para mi marido y para mi hijo las hago menos tostaditas).
  8. Es posible que las galletas no duren mucho, pero si os duran más de un día, podéis guardarlas en un taper bien cerrado.

Siento que las fotos sean de tan mala calidad. Las hice con el móvil y la verdad es que salieron bastante mal. Si queréis ver unas fotos bonitas de estas galletas podéis visitar la página con la receta original en el enlace que os di al principio de esta entrada.

 

 

¿Y si se las quiero dar a un bebé?
Asegúrate de que haya probado todos los ingredientes o todos menos uno (en cuyo caso deberás ofrecérselas en menores cantidades, para evitar la posibilidad de una reacción alérgica fuertes).
 
Otra cosa:
Al no tener huevo, creo que es también una buena receta para hacer con los niños cuando están en esa edad en la que ya te pueden ayudar en la cocina (a ensuciar) pero no quieres arriesgar que coma huevo crudo (es muy probable que quiera probar la masa cruda). Si queréis saber sobre la primera experiencia de mi hijo “ayudándonos” a hacer galletas, podéis encontrarla en este minipost.
Anuncios

Dime qué piensas, me encantará leerte :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s