En español·Habitación·Lista_de_cosas_necesarias

Me preparo para el nacimiento de un bebé: la habitación.

(Deja de soñar, la habitación nunca va a tener este aspecto. Por otra parte, debo decir que personalmente soy partidaria de que el bebé duerma en la habitación de los padres, al menos mientras es bebé, así que este tipo de habitación yo ni me lo planteé).


Hace un par de semanas publiqué este post, en el que empezaba con la lista de cosas que conviene preparar antes del nacimiento del bebé. Empecé por la bolsa del hospital, por ser lo primero que nos va a hacer falta. Hoy seguiré con la habitación, ese lugar que antes estaba destinado al descanso y a partir de ahora estará destinado a “intentar dormir” 😉

  • Cuna + colchón: esta compra hay que pensarla muy muy bien. Creo que conviene leer sobre el colecho antes de comprar una cuna, y estar muy muy segura de que no se va a colechar antes de comprar una cuna que no es de colecho. Yo creía que no iba a colechar y al final lo hicimos, y la cuna tenía barrotes y no lo permitía, con lo cual había que levantarse a coger al bebé cuando se despertaba. Nuestro colecho de hecho empezó de forma casual, cuando yo aprendí por fin a dar el pecho tumbada y me quedaba dormida y no volvía a poner a Antek en la cuna. Poco a poco me di cuenta de que dormía muchísimo mejor al no levantarme para ponerlo en la cuna, al no levantarme para cogerlo de la cuna… Cuando descubrimos la existencia de las cunas de colecho, nosotros ya teníamos encargada la nuestra (eso y las cunas de colecho son super caras). Hace meses descubrimos la manera de quitarle una pared a nuestra cuna y ponerla como una cuna de colecho al lado de nuestra cama y la verdad es que fue una maravilla porque ganamos espacio en la cama, que empezaba a hacerse pequeña para tres…
 
  • Protector de colchón impermeable: yo, ingenua, pensaba que este era para poner al quitarles el pañal. Con el tiempo descubrí que los pañales también tienen “fugas” y por lo tanto el protector es mejor que esté desde siempre (no ocupa espacio, ¿no?) También aconsejo protectores de usar y tirar, nosotros siempre teníamos uno también, porque hay que ser realistas, los primeros meses son agotadores, si en el caso de haya una “fuga” puedes limitarte a cambiar el protector tirándolo y poniendo uno nuevo, es mucho más cómodo que quitar el protector del colchón, la sábana bajera y todo lo que estaba debajo del bebé y se haya mojado… El principio es agotador, cuanto más se simplifiquen las cosas, mejor.
  • Sábanas: especialmente para el verano, cuando hace demasiado calor para taparlos con otra cosa.
  • Mantitas: para los días de frío. De estas suelen regalar, nosotros tenemos al menos cuatro y todas fueron un regalo. Las usamos todas. Así que creo que esta es una de estas cosas que no hace falta comprar, mejor esperar, y ya si nadie lo regala, se compra (no es algo que suela hacer falta con urgencia, porque de ser necesario hay otras mil cosas que se pueden usar en su lugar).
  • Edredón para la cuna: esto solo si te gusta tener la habitación ordenada y bonita cuando vienen visitas… E incluso si te gusta, es posible que después de tener un hijo le des mucho más uso a esa frase de “donde hay confianza da asco”. Yo tardé mucho en empezar a usar el edredón de la cuna, durante mucho tiempo la cuna fue un “armario más” (como Antek solo ocupaba la mitad o menos, en la otra mitad tenía alguna de su ropa, debido a la falta de espacio en los armarios). Luego la cuna fue un parque para poner dentro a Antek y tampoco la tenía entonces con el edredón. Luego, un parque abierto al que Antek subía y del que bajaba a su antojo, para lo cual tampoco tuvo edredón. Este empecé a ponérselo hace no muchos meses, cuando la convertimos en cuna de colecho y quería taparla del mismo modo que tapo la cama grande.
  • Saquitos para dormir: esto es algo que en mi caso también nos regalaron, dos. Compramos uno, porque nos pareció útil para cuando el pañal fallaba y había que cambiarlo todo. Personalmente no recomiendo comprar saquitos para más de 6 meses, creo que es mejor esperar a ver qué pasa, porque hay niños que cuando empiezan a gatear ya no soportan los saquitos porque quieren tener sus piernas libres por si les entran ganas de gatear por la noche… A partir de este momento, que el bebé duerma tapado será una misión cada día más imposible (el saquito era para eso, para que no se destapara mientras dormía).
 
  • El móvil de la cuna: a nosotros nos dejaron uno, pero la verdad es que es algo que no es en absoluto necesario. Los bebés están super interesados con absolutamente todo, incluso sus propias manos, no necesitan unos objetos colgando encima de su cabeza para entretenerse. En caso de querer ponerles algo, los móviles Montessori me parecen una buena idea, porque no están tan sobrecargados como otros móviles que he visto.
  • Cojines para los lados de la cuna (evidentemente, las cosas que pongo en la lista relacionadas con la cuna desaparecen de tu lista si no tienes pensado tener una cuna): útiles para evitar que metan las piernas entre los barrotes y se hagan daño.
  • Walki talki” para oír al bebé si se despierta: nosotros esto no lo compramos porque vivíamos en menos de 40m2 y nos pareció absolutamente innecesario. Ahora que vivimos en muchos más metros sí me lo parece: es estresante salir corriendo de una habitación a otra a ver qué pasa cuando oyes un ruidito… Además, en la mayor parte de los casos no es el bebé/niño. Lo peor es que a veces ya te fías, ya que nunca es, y al final cuando crees que no es, resulta que sí… Si no vives en menos de 40 metros cuadrados, creo que esto sí es una buena inversión para tus nervios, para que el momento en que duerme no acabe siendo un momento de estrés. También te puede interesar echarle un vistazo a esta opción antes de comprarlos.
 
¿Y tú? ¿Preparaste algo más para la habitación de tu bebé? ¿Añadirías algo a esta lista?
Anuncios

2 comentarios sobre “Me preparo para el nacimiento de un bebé: la habitación.

  1. Uy, estoy muy pez en esto, creo que voy a tener tu entrada de referencia. Aún no tenemos la cuna porque estamos esperando la paga extra de navidad, así que todos esos detalles los desconozco por completo!

    Eso sí, ya sabemos que vamos a colechar, tanto por temas de apego como por lo práctico que es (y que tampoco tenemos una habitación extra para el bebé, en un futuro una sala que tenemos preparada para jugar a juegos de mesa y rol va a desaparecer para convertirse en su habitación infantil, pero de momento no vamos a hacer estos cambios).

    Me gusta

Dime qué piensas, me encantará leerte :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s