En español·Entrevista·Porteo

Entrevista a Andrea de Cool and Carry sobre porteo

Tal y como había anunciado ya en algunos de los posts con las listas de cosas que podemos preparar antes del nacimiento de nuestro primer bebé, llevaba ya tiempo con este post en el tintero, y parece que hoy por fin va a ser posible publicarlo.

Cuando estaba embarazada de Antek tenía clarísimo que iba a portear, principalmente por la comodidad, la verdad, porque no teníamos ascensor, porque me parecía cómodo para algunas situaciones (ir a la tienda cerca de casa, por ejemplo), porque la gente aparca fatal en Polonia… (y tienes que salir a la carretera para pasar con el carro porque no cabes entre la pared y el coche). En fin, motivos tenía suficientes, aunque al final no portease con tanta frecuencia como yo creía que lo haría (Antek era de estos niños que se quedaba plácidamente dormido en el carro y bastante tiempo, con lo cual yo podía hacer cosas sin estar cargándolo y teniendo en cuenta mis problemas de columna era una ventaja considerable…)
Antes de que naciera estuve en una charla-taller sobre el tema bastante breve, pero que me dio una idea de cómo era y unas bases que me resultaron útiles. Cuando nació, empecé a portearlo sin ayuda, solo con un vídeo de YouTube, pero me sentía muy insegura y al final me apunté a un taller de porteo para que me corrigieran, aprender también otras formas de porteo y resolver algunas dudas. En el taller también me di cuenta de que en realidad había muchas cosas que todos desconocíamos sobre el porteo y muchas de ellas me parecieron bastante importantes. Con cierta frecuencia veo u oigo cosas relacionadas con este tema que han hecho que decidiera publicar un post sobre este tema. Hoy os traigo una entrevista a Andrea Morante, asesora de porteo, porque me pareció mucho más interesante lo que ella podría contarnos que intentar resumiros lo poco que yo había aprendido hasta ahora. Esta es la primera entrevista que publico en mi blog, espero que no sea la última y, sobre todo, espero que os resulte útil 🙂 

Antes de nada, quisiera presentaros brevemente a mi entrevistada 😉 

Andrea es madre de un niño de 2 años y de otro que está en camino. Portea desde que su niño tenía 3 semanas, no solo por sus beneficios, sino sobre todo por una cuestión práctica. En febrero de 2015 empezó su formación como asesora de porteo en Kangurearte y en junio del mismo año abrió su tienda online www.coolandcarry.com, donde no solo vende sino que también ofrece asesoramiento gratuito y sin compromiso a quien lo necesite. 

Paralelamente se ha formado también como asesora de pañales de tela en Bebés Naturales (enero-abril de 2016) y en lactancia, primero en la UNED (enero-junio de 2015) y actualmente en la primera promoción de asesoras de lactancia online (mayo-noviembre 2016).

Y sin más introducciones, os dejo con la entrevista:


¿Qué le dirías tú a una persona que tiene dudas y no sabe si decidirse por comprar un pañuelo/una mochila (tanto si es como complemento al carro como si es en lugar del carro)?
En primer lugar, a veces me llega gente que piensa que es o una cosa u otra. O peor, que piensa que portear te hace una “madresuperapegadayestupenda” mientras que llevar un carrito es un delito. Ni una cosa ni la otra, cada sistema tiene su momento y son perfectamente compatibles.
Yo en el postparto tenía bajadas de tensión y, obviamente, en los momentos en los que no me encontraba muy bien, era mucho más coherente meter al bebé en un carrito que en un portabebés. Pero, por ejemplo, el carrito no me pasaba por las puertas de seguridad de los bancos, para meterlo en el coche le tenía que sacar una rueda… eso sin hablar de los momentos en casa en los cuales quieres fregar/barrer/doblar ropa/hacer lo que sea con 2 manos y tu bebé tiene el síndrome de la cuna con pinchos. Ahí un portabebés te salva la vida y un carrito no. Y eso es lo que le diría yo a la gente que duda, hay portabebés a buen precio y fáciles de usar que nos quitan el complejo de la Venus de Milo, solo por eso vale la pena.

En ocasiones he oído a alguna madre decir que no porteaba a su bebé porque le habían dicho que no se debía de hacer hasta los X meses. ¿Podrías explicar a partir de qué momento se puede usar un pañuelo o una mochila?
Los mitos sobre el porteo son miles y muy variados, pero a un bebé se le puede portear desde el minuto 1, y cuanto más pequeño más beneficioso es. Por otra lado, me pongo mala cada vez que leo a alguien decir que “lo mejor es un fular” o similares. Lo mejor es lo que se adapte a la familia, a sus necesidades, a la edad del bebé y hasta al clima de ese momento (no tiene nada que ver portear en diciembre que en agosto). Precisamente porque hay tantas variables existimos las asesoras, porque lo que me va bien a mí no tiene por qué irte bien a ti. Hay niños o madres que nunca jamás se adaptan a un fular, otras no se sienten bien con las mochilas o tienen problemas de espalda que obligan a usar otro tip de portabebés. Por eso lo mejor es lo que se adapta a ti, no un portabebés en concreto.


Si nos decidimos por un pañuelo, hay varios tipos. ¿En qué se diferencian?
Se diferencian en el material principalmente, y en el largo, que es algo más secundario. 
Por resumir, muy muy resumidamente: los fulares elásticos (los que ceden, tienen algodón y elastán) son para bebés sanos nacidos a término, preferiblemente en épocas de frío (dan calor) hasta 7-8 kilos. Los fulares tejidos pueden tener varios tipos de mezclas (bambú, lino, cáñamo, algodón) pero como norma general sirven para bebés desde el primer día hasta el último y para cualquier tipo de porteo (delante, espalda, cadera).

Por otra parte, si nos decidimos por una mochila, algo importantísimo que debemos tener en cuenta es que esta debe ser ergonómica. ¿Podrías explicar qué es eso de “ergonómica” y por qué es tan importante que la mochila sea de este tipo? ¿En qué debemos prestar especial atención cuando vayamos a comprar una mochila?
Una mochila ergonómica es aquella que se adapta a las necesidades físicas del bebé en cada momento de su crecimineto, así como a la fisionomía del porteador. Hasta hace un par de años eran super fáciles de distinguir, porque las no ergonómicas eran totalmente colgonas, pero ahora hay muchas mochilas que por desgracia parecen ergonómicas pero no lo son. Por dar un par (solo un par, porque hay mucho que analizar) de puntos a tener en cuenta, hay que ver el ancho del panel, que sea ajustable en caso de bebés pequeños, que sea flexible, que se adapte punto por punto en el caso de bebés que no se sientan solos, y que no tenga reductores o adaptadores (accesorios que venden aparte para usar cuando es bebé). En cuanto al adulto, que sea fácil de poner. Si necesita mil refuerzos lumbares, barras de metal, etc… mal vamos. Yo recomiendo siempre una tienda especializada, las tiendas de porteo nos pasamos el día poniendo mochilas y hemos pasado formaciones muy largas para llegar a hacerlo correctamente.

En ocasiones vemos a padres que portean a sus hijos mirando hacia delante. Normalmente, la excusa es que “así van más felices porque van viendo todo”. ¿Podrías explicarnos por qué no es bueno llevar al niño mirando hacia delante en una mochila?
Porque un niño no es un adulto en miniatura. La espalda de un niño tiene una forma redondeada en C, y las diferentes curvas que la acaban colocando en forma de S no se acaban de formar hasta el año y medio más o menos (hasta que caminen en condiciones). Por tanto, si ponemos a un niño en una mochila mirando hacia delante estamos curvando esa C en la dirección contraria a la que tendría normalmente. 

¿Significa eso que, a partir del año y medio (o cuando camine en condiciones) sí podemos llevarlo mirando hacia adelante?
No, en absoluto. Si bien lo que acabo de explicar es muy importante porque puede dañar su columna, también hay que tener en cuenta la comodidad del niño. Ponte de pie, tira de tus hombros hacia atrás y saca el pecho y la tripa hacia delante. Cuanto aguantas en esa posición sin tener molestias? Pues un niño tampoco está cómodo. 
Además, en la posición “mirando hacia delante” el peso del niño cuelga de nuestros hombros, porque al no apoyar sus piernas en nuestra cintura y cadera no reparte el peso. Es inviable llevar a un niño, y más a un niño mayor, con el peso colgando de nuestros hombros durante mucho tiempo, porque nos acaba doliendo.


Para terminar, ¿podrías mencionar algunas marcas de pañuelos y de mochilas en las que podamos confiar que nuestros bebés estarán bien porteados?
En fulares elásticos, Boba, Hanna y Ergobaby creo que son los más conocidos. En fulares tejidos, hay mil, pero por nombrar a las marcas más económicas y con buena calidad, Hoppediz, Little Frog, Yaró, Girasol, Fidella… Y en mochilas pues desde las evolutivas Buzzidil, Emeibaby, Fidella Fusión, Kokadi Flip, etc. hasta las ya bien conocidas Boba, Ergobaby y Manduca para bebés mayores de 6 meses. En cualquier caso, hay más portabebés fuera de los fulares y las mochilas, por lo que una asesora siempre siempre os podrá ayudar.

Y si os ha sabido a poco u os quedáis con alguna duda, podéis contactar directamente con Andrea Morante (info@coolandcarry.com), que estará encantada de asesoraros personalmente.

Anuncios

2 comentarios sobre “Entrevista a Andrea de Cool and Carry sobre porteo

  1. ¡Vaya, veo que me he tomado el porteo muy a la ligera!

    He visto que hay una tienda en mi ciudad con las marcas que menciona Andrea Morante, creo que no está de más que Papá Pingüino y yo nos pasemos por ahí a que nos asesoren, a parte les puedo llevar el fular que compré a ver si le dan el visto bueno.

    ¡Mil gracias por la información! ¡Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

    1. Desgraciadamente la información sobre el porteo está tan poco difundida como la información sobre a contramarcha (si aun no lo has leído lee mi post Los mejores asientos de coche para niños 😉 ). El el segundo caso es aun más grave porque no pones en riesgo la salud de tu hijo, sino su vida 😦 Y lo peor es que como te lo venden en un montón de tiendas (hay incluso mochilas que en la caja te dicen que puedes llevar al niño mirando hacia delante y te ponen fotos… 😦 ) pues los padres todos felices llevando así a sus hijos pensando que van mejor… Pero insisto, lo de los asientos es mucho peor, porque ahí en riesgo está su vida 😦 Y tampoco hay información, y se venden como buenos asientos que no lo son…
      Si en esa tienda no te asesoran bien puedes ponerte en contacto con Andrea, es super maja y te responderá y te ayudará sin compromiso.
      ¡Un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

Dime qué piensas, me encantará leerte :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s