2 años·En español·Lenguaje·Mi experiencia·Niños

Antek la cotorrita y nuestras conversaciones


(Al final de este post están los ejemplos de diálogos que menciono en él).

Antek ya desde antes de cumplir los dos años era bastante cotorrita, pero en las últimas semanas ya es algo fuera de serie. Repite todo lo que decimos, todo lo que oye (ahí atrás repitió lo que estaban diciendo unos niños en el parque en turco o árabe o quién sabe en qué idioma…) Cuando paseo con alguien suele ir callado, como si no quisiera interrumpir (o fuese atento a la conversación, ¡quién sabe!), pero cuando paseamos solos me va dando conversación durante todo el paseo (¡no vaya a ser que me aburra!)
Imagino, por lo que he leído y por lo que veo, que este nivel de “cotorrismo” no es lo normal. En ocasiones la gente me pregunta cuántos años tiene y cuando digo que dos lo miran sorprendidos y me dicen que habla mucho ya. Hace un par de meses una madre en el parque se quedó muy sorprendida porque nos vio teniendo una conversación (la del ejemplo 1, más abajo) y me dijo que su hijo de dos años y medio todavía no había pasado del “hola” y el “adiós”.

A veces me preguntan qué es lo que he hecho para que hable tanto. Yo no tengo muy claro si se trata de algo que yo he hecho o se trata de algún factor que no tiene nada que ver conmigo, pero en cualquier caso decidí escribir este post explicando qué es lo que yo suelo hacer con Antek que a lo mejor podría haber influido (insisto en que a lo mejor no, no tengo ni idea).

Lo primero que hago es que hablo mucho con él, y no me refiero a hablarle solo como a un bebé o como un niño, en general suelo decirle qué es lo que vamos a hacer o explicarle cosas (por ejemplo cuando hago la comida le enseño lo que hago y se lo explico, gracias a eso la última vez que comimos huevos, después de ponerlos en un cazo él me dijo “y ahora agua”. ¡Ya sabe que se cuecen en agua! 🙂 ). Creo que le gusta que le explique todo, especialmente cuando le explico lo que vamos a hacer. De esa manera no se pone nervioso cuando le digo a algo que no, porque sabe que lo vamos a hacer después (como en el diálogo del ejemplo 3). 

En alguna ocasión me han dicho que le pregunto demasiado. A lo mejor sí, pero creo que gracias a eso aprende mucho vocabulario (muchas veces con mis preguntas lo que pretendo es confirmar que he entendido bien lo que me ha dicho, otras veces saber cuál es su opinión sobre algo, otras veces es una forma “amable” de sugerir algo). Sé que cuando pregunto me arriesgo, porque si responde algo que yo no quiero tengo que aceptarlo (¡y si no no haber preguntado!), pero ahora que hemos llegado a un nivel en el que negociamos y le explico las cosas, esto ya no me parece un problema tan grave (el ejemplo 2 refleja bastante bien a qué me refiero con esto).


También me han dicho que le doy demasiado a elegir con tanta pregunta. Por ejemplo he oído críticas con respecto a dejarle escoger la ropa que se pone o qué comer. Vamos a ver, no nos engañemos. La ropa que tiene en el cajón la he elegido antes de meterla en el cajón y cualquier cosa que no quiera que elija puedo simplemente quitarla. Yo no soy una persona de conjuntos, por lo tanto la mayor parte de la ropa que tiene es perfectamente combinable de forma aleatoria y, si coincide que elige algo que no combina, pues qué le vamos a hacer, no es el fin del mundo. Puedo proponerle otra cosa y si la acepta bien y si no, no pasa nada. La comida que elige es sana porque en la elección que le doy no hay cosas que no son sanas. Sí, él elige, pero de una selección hecha previamente por mí. Él no es quien decide qué se mete en el carro de la compra (bueno, a veces sí, pero si es algo que no necesitamos después de que lo ha metido yo lo quito y ya está). Es decir, que es una elección más o menos ficticia (elegir elige, pero de una elección previamente hecha por mí).


La semana pasada también hablé con él con respecto a una amiga que vino de visita, porque Antek está ahora en una etapa en la que le tiene miedo a la gente a la que no conoce (o hace tiempo que no ve) y entra en estado de pánico. Como mi amiga había llegado el día anterior después de haberlo acostado, cuando él se despertó por la mañana le expliqué que por la noche había llegado una chica, que era amiga de Mama y que había venido “a jugar con Antek y Mama” (intento hablar con él en un lenguaje que lo entienda, sin usar palabras tipo “el guau-guau”, pero intentando que él pueda entender los conceptos). La verdad es que esta fue la primera vez desde hacía meses que no entró en pánico al ver a una persona que “no conocía” (de la que no se acordaba). La vio e incluso le dio algunos de los arándanos que estaba desayunando 🙂

Entonces, yo creo que básicamente lo más importante en mi relación con Antek en lo que se refiere al lenguaje es que me baso mucho en la repetición y en la descripción de lo que hacemos, especialmente de los planes del día. Por ejemplo, por la mañana hacemos siempre lo mismo antes de salir de casa, entonces cuando él quiere saltarse algún paso y ponerse a jugar, o salir de casa antes de haber desayunado, yo le recuerdo que antes tenemos que desayunar, recoger la cocina, hacer la cama, lavarnos los dientes… (más cosas) y finalmente podremos jugar/salir de casa. Él me escucha, lo procesa y lo acepta. 

Espero que este post haya sido más o menos claro en lo que se refiere al tipo de “relación verbal” que tengo con Antek, pero si hay algo que no he explicado bien o tienes alguna duda con respecto a algo de lo que he comentado, ya sabes dónde dejar un comentario 😉

Ahora dejo los ejemplos de diálogos con Antek que he mencionado:


Ejemplo 1:
Estamos en el parque y ya es la hora a la que Tata vuelve a casa. Me dirijo a Antek mientras se balancea en un caballito:
– Antek, ¿marchamos?
– No.
– Pero está Tata en casa esperándonos. ¿Vamos a casa?
– No.
– Venga, que nos está esperando.
– No. -se balancea un poco y al rato me dice- Canta.
– ¿Quieres que cante?
– Sí.
– Vale, te sientas en el carro y mientras vamos de camino a casa te voy cantando una canción.
– Vale.
Lo cogí, lo puse en el carro, le di algo que tenía para que merendara y una madre que vio nuestra “conversación” (aun no tenía dos años cuando fue este diálogo) me preguntó cuántos años tenía sorprendida. Estuve un rato hablando con ella y al final se me olvidó cantarle de camino y a él se le olvidó recordármelo. Parece que estaba buena la merienda 😛

Ejemplo 2:
Llegamos al parque en el que íbamos a ver a su amiga Dalijah, pero ella no está. Después de columpiarse un poco, mientras cojo el móvil para ver si ha escrito (su madre) cuándo llegan, Antek me dice:
– ¡Pala mama, pala!
– ¿Quieres la pala?
– Sí.
– Toma -se la doy.
Entonces veo que me ha escrito que la niña no quiere salir de casa, que podemos ir hasta su casa si queremos. Yo le digo que me acaba de pedir la pala y lo veo poco probable… Pero por si acaso le pregunto:
– Antek, ¿quieres ir a casa de Dalijah?
Se queda un rato pensando, como procesando lo que le acabo de preguntar.
– Sí.
Ponemos la pala en su sitio y nos vamos.


Después de estar en casa de Dalijah bastante tiempo, veo la hora que es y le digo:
– Antek, ¿marchamos?
– No.
– ¿Cómo que no? -me sorprendió porque hasta ese día siempre me había dicho que sí a esta pregunta cuando estábamos en casa de alguien, él es más de estar fuera. Insistí- Es muy tarde. Marchamos, ¿vale?
– No.
– A ver, tenemos que marchar porque es tarde y Dalijah va a dormir.
Se queda pensativo hasta que por fin me dice:
– Vale. Última.
Estaba jugando con un tren (le flipan) y, después de que el tren da la última vuelta me dice:
– Venga, vamos mama.
Y se levanta y se dirige hacia la puerta diciendo alegremente:
– ¡Chao!
🙂

Ejemplo 3:
Este es de ayer:
– Mama, quita. -me pide que quite una cosa de un cubo que tiene para poder acceder a su interior y sacar las piezas.
– ¿Quieres que te quite eso?
– Sí.
– Pero mira, hiciste caca. Primero vamos a cambiar el pañal y luego te quito eso.
– Sí. Primero pañal, después quita.
Y se dirige hacia la habitación, recitando “primero pañal, después quita” 😉

Ejemplo 4. A veces también uso la repetición para decir enteras las frases que él pretende decir cuando usa solo una palabra. Creo que de este modo antes o después aprenderá a decir las frases. De hecho ya dice frases como “vamos al parque” o “esperamos por Tata” que creo que es gracias a todo lo que se las he repetido cuando él se limitaba a decir “parque” o “espera tata”.

– Vamos a hablar con Nina. -digo mientras enciendo el Skype.
– Sí.
Mi madrina no puede conectarse y le digo:
– Mecachis, no está Nina.
– No está. Trabajar.
– Sí, probablemente fue a trabajar.
– Trabajar coche.
– Sí, probablemente fue a trabajar en coche.
– Michał coche.
– Sí, tu tío Michał también tiene un coche.

Ejemplo 5:
Tata llega a casa y le pregunta:
– ¿Qué hiciste hoy?
– Parque.
– ¿Fuiste al parque?
– Sí.
– ¿Con quién?
– Mania (Magda) i Tamata.
– ¿Y qué hiciste? 
– Ovos (globos) agua, ¡cuidado no explote!


Ejemplo 6: (También ayer)
Llegamos a casa y Tata le pregunta:
– ¿Qué hiciste hoy?
– Mama chuto (susto).
– ¿Sí? ¿Por qué? ¿Qué hiciste?
– Parque, puerta, carro y marchamos.
(Jajajajajajaja. Sí, claro… No fue así, más bien fue “parque, puerta, Antek corre y Mama corre detrás 😛 Ayer “se me escapó” por primera vez del parque).


NOTA: Todo lo que escribo son las palabras que dice él, no pongo palabras que no dice (por ejemplo si pongo algún artículo o preposición es porque lo dice, si no lo dice no lo pongo). Lo que sí he cambiado es la palabra, él todavía tiene lengua de trapo y os he puesto directamente la “traducción” (excepto en los dos últimos ejemplos, que me hacía chiste poner su lengua de trapo). Aunque ya hay muchas palabras que dice bien, como “coche”, “quita”, “venga”, “vamos”, “vale”… Todavía hay muchas que dice con lengua de trapo como “tatai” (traballar, trabajar), “papai” (pañal), “útalla” (última), “machamos” (marchamos).

Anuncios

Dime qué piensas, me encantará leerte :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s