Minipost·Yo_juego_sin_juguetes

Minipost: yo_juego_sin_juguetes – cajas con cosas

Es muy común entre los padres hoy en día, cuando queremos hwp_20160318_008acer algo en casa (la comida, lavar los platos, tender la ropa…) que les pongamos algo en la tele para que se estén quietecitos y sin molestar. Esto me parece un doble error por dos motivos: por una parte los estamos acostumbrando a ver la televisión y por otra parte los estamos acostumbrando a ver la televisión mientras nosotros hacemos las tareas de casa (eso que tanto molesta cuando lo hacen de adolescentes).

Muchos diréis que es fácil criticar eso, pero a veces es la única forma de conseguir hacer algo en casa y que además ellos son demasiado pequeños para participar en dichas tareas. Y sí y no. Hay otras formas de entretenerlos sin necesidad de la televisión mientras hacemos algo y hay muchas tareas de casa en las que pueden participar (evidentemente su participación no será igual a la nuestra, por ejemplo cuando cocino le dejo a Antek que lave él las verduras, o le dejo que “me ayude” a batir el huevo). No se trata de dejarles hacer todo, pero sí de que ayuden y de ese modo se vayan acostumbrando ya de pequeños.

Por otra parte, está el problema de que se acostumbren a la televisión como actividad de ocio, que es algo que a mí me aterra. A lo mejor soy un poco exagerada, pero es algo que nunca me ha gustado y después de leer el libro de Catherine L’Ecuyer Educar en el asombro , me gusta todavía menos, ya que estoy aun más convencida de que los niños tienen que jugar (especialmente al aire libre y en la naturaleza) y no ver la tele.

A veces entretenerlos puede ser tan fácil como dejarles que hagan lo que ellos quieran (evidentemente, para que eso sea posible la casa tiene que haber sido adaptada antes, eliminando cosas peligrosas de su alcance).

El ejemplo que presento hoy es del día en que Antek, en lugar de limitarse a abrir y cerrar las puertas de la vitrina, como hacía hasta el momento, decidió sacar una caja que había dentro y descubrir los tesoros que albergaba en su interior. El resultado fueron varios minutos de concentración y fascinación sacando lo que había dentro de la caja.

Este tipo de cajas se pueden preparar en casa con cosas que el niño/bebé no haya visto antes y, por lo tanto, vayan a llamar su atención. En mi caso, fue algo que pasó sin querer, se trataba de una caja con cosas mías. En lugar de entrar en modo pánico y quitársela, dejé que la explorara, eso sí, sin quitarle el ojo de encima, porque al no ser algo que había preparado especialmente para él podía haber algo pequeño (en aquella época todavía llevaba las cosas a la boca) y no quería arriesgarme.

Preparar una caja como esta no lleva nada de tiempo y siempre puede ayudar a que el niño esté unos minutos menos delante de la pantalla. Y si no tienes tiempo, quizá puedes dejar que sea él mismo quien encuentre un tesoro en casa y lo descubra, como pasó en esta ocasión con Antek 😉

wp_20160318_012

 

¿Y tú? ¿Cómo haces para poder hacer las tareas domésticas con tu hijo? ¿Tienes algún truco?

Anuncios

Dime qué piensas, me encantará leerte :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s