Asientos de coche·De compras·Maternidad·Seguridad vial

Los mejores asientos de coche para niños

child-85321_1280

Ayer escuché con tristeza como mi cuñada me contaba que cerca de donde vive había tenido lugar un pequeño choque, tan pequeño que a nadie le pasó nada, o eso creían, porque a penas fue “un toque”. Poco después, en la escuela, la niña que iba en el coche empezó a vomitar sin parar, resulta que había tenido un derrame cerebral, provocado por el impacto que a nadie le pareció que había tenido ninguna importancia.

Mi cuñada decía que nadie entendía cómo había podido pasar eso, que nadie se lo explicaba, porque el choque había sido de verdad minúsculo, a nadie le había pasado nada y al principio tampoco parecía que a la niña le hubiese pasado nada. Mi marido y yo, en cambio, tan pronto como oímos lo que nos estaba contando imaginamos cuál había sido el problema y preguntamos: ¿esa niña iba sentada en un asiento a contramarcha o en en la dirección de la marcha? A lo que mi cuñada respondió sorprendida que en dirección de la marcha, “porque ya no era un bebé”.

Le explicamos brevemente que ahí estaba el problema: los niños hasta al menos los 4 años (y mejor si van aún más tiempo) deberían viajar a contramarcha. Su cabeza, en proporción, supone un porcentaje mayor de su cuerpo que en el caso de un adulto, si a eso le sumas la delicadeza de su columna vertebral, especialmente en la zona del cuello, y el tipo de movimiento que realiza la cabeza en un choque frontal (hacia delante), no necesitas un golpe fuerte para que el efecto de un golpe que no le haría ningún daño a un adulto (o a un niño que va sentado en un asiento a contramarcha) rompa el cuello de un niño que va en la dirección de la marcha o, como en este caso, provoque una lesión cerebral que probablemente sea irreversible o que puede causar la muerte del niño.

Nos lo explica muy bien acontramarcha.com, expertos en seguridad infantil en el automóvil:

Para proteger a un niño, debemos conocer cuáles son sus partes más vulnerables. Los papás no siempre somos conscientes de las diferencias morfológicas existentes entre nosotros y nuestros hijos. Fijémonos en el dibujo que viene a continuación:

PORQUEACM1
En esta ilustración se puede apreciar como la cabeza del adulto únicamente representa el 6% del cuerpo, mientras que en un niño inferior a dos años ésta proporción es del 20%. Por otro lado, el cuello del pequeño es muy corto y la zona pectoral y abdominal excesivamente grande en comparación con el adulto. Si queremos conseguir una protección eficaz, nuestra silla de auto deberá salvaguardar de manera exquisita las partes más frágiles de nuestro hijo: cabeza, el cuello y órganos internos.

Teniendo en cuenta que a 50 kms/h la cabeza de un bebé de 6 meses (2 kgs aprox.) aumenta su peso hasta los 60 kgs (aprox.) en una silla colocada de cara a la marcha en la que el niño está sujetado con un arnés que bloquea sus hombros, la cabeza es lanzada con una fuerza que el cuello incapaz de soportar, causando por ello lesiones de extrema gravedad o incluso la muerte del menor.

frente

Con una silla instalada a contramarcha esto no ocurre, pues la cabeza, el cuello y la espalda están alineados sobre el respaldo y la fuerza del impacto es absorbida por la propia silla salvaguardando al máximo las zonas más vulnerables del niño y reduciendo considerablemente la presión sobre su tórax y abdomen.

espaldas

Fuente: acontramarcha.com

¿Por qué estoy explicando todo esto en un post que he titulado “El mejor asiento de coche para un niño”? ¿No es evidente? Porque el mejor asiento de coche que puedes comprarle a tu hijo es un asiento a contramarcha. Ni siquiera el mejor asiento en la dirección de la marcha, el más caro, el más moderno, el que haya pasado más tests, podrá superar al más barato de los asientos a contramarcha por el simple hecho de que esos asientos están protegiendo las zonas más vulnerables de tu hijo.

Desgraciadamente es un tema del que existe muy poca información en España, mientras que hay países en los que todos los niños viajan a contramarcha. Si comparamos el índice de mortalidad infantil en carreteras de dichos países y España, podríamos observar que la diferencia es asombrosa, que probablemente en esos países la mortalidad infantil en carreteras tiene lugar tan solo en accidentes en los que ningún asiento habría podido proteger al niño.

Las estadísticas demuestran que viajar de espaldas a la marcha es cinco veces más seguro que ir mirando hacia delante. Aquellos países que han adoptado esta importante medida (Países Escandinavos) tienen los índices más bajos de mortalidad infantil en carretera de todo el mundo. 

(…)

Entre 1992 y 1997 solamente 9 niños que viajaban en sillas de espaldas a la marcha fallecieron en accidente de tráfico. Todos ellos se vieron envueltos en accidentes con consecuencias catastróficas por aplastamiento o intrusión. Al contrario de lo que sucede en Suecia, en nuestro país se producen accidentes con consecuencias de poca gravedad para los adultos y que resultan tremendamente graves o incluso mortales para los más pequeños.

Fuente: acontramarcha.com

Este post lo escribo con cierta tristeza, porque es algo de lo que he hablado ya con muchas madres pero son pocas las que me han hecho caso (por no decir ninguna…) La mayoría suelen decirme cosas del estilo: “es que mi hijo si va mirando hacia atrás se marea”, “ya hemos comprado el otro asiento, que era carísimo”, “va a ir muy incómodo al no tener dónde poner los pies”, “el que le he comprado yo está de número 1 en todos los rankings” (sí, el famoso asiento con escudo frontal, antes de adquirirlo lee por favor este post y este otro y plantéate si de verdad es seguro un sistema de contención que no ha estado permitido nunca en Australia, cuyo uso está prohibido en Canadá desde 1983 y que no podemos encontrar en la actualidad en EEUU), “el que tengo yo lo tiene mi vecina y está contentísima con él” (¿cuántos accidentes ha tenido tu vecina? porque el momento en que de verdad ves la efectividad de un asiento es tras un pequeño accidente)… Para este tipo de dudas también ofrecen muy buenas respuestas en acontramarcha.com, copio y pego lo que me ha parecido más importante, pero puedes visitar la página y leer todo lo demás, por supuesto.

¿Es cierto que…

…cuando el niño va de espaldas se aburre?

(…)

A veces los papás, sin darnos cuenta, cambiamos el orden de prioridades y atajamos por el camino mas corto: “Si el niño protesta, dale la vuelta”. Una decisión de graves consecuencias que habitualmente se toma con demasiada ligereza. Existen espejos, aparatos de DVD portátiles, y juguetes que, en el caso de que ningún adulto pueda viajar en el asiento trasero con él, harán su viaje mucho más ameno y un 500% más seguro.

…en impactos traseros estas sillas son muy peligrosas?

[No puedo poner aquí una respuesta breve a esta pregunta, si este tema os preocupa podéis consultar la explicación que ofrecen en la página, no es muy extensa pero lo suficiente para no querer pegarla en este post que ya es bastante largo]

…cuando el niño va de espaldas protestará?

Dejaríamos que nuestro hijo metiera los dedos en un enchufe para que no llore? Tanto el llanto como la risa de un niño forman parte de su limitado lenguaje y por tanto es algo que realizan con frecuencia. Nuestra labor como adultos es saber interpretar cuándo ese llanto debe ser atendido y cuando debe ser controlado. En ningún caso la solución es ponerle de frente a la marcha; sin embargo es uno de los principales motivos por el que los papás decidimos hacerlo.enfadado

… que si las piernas van flexionadas contra el asiento se romperán?

En cuanto el pequeño toca el asiento con los pies, los padres corremos a comprar la siguiente silla para darle la vuelta y “evitar que las piernas se rompan”. Además de ser falso, este razonamiento le otorga más importancia a sus piernas que al cuello, pues para evitar que éstas “puedan lesionarse” (algo que llegado el caso sería perfectamente reparable), exponemos su cuello a una lesión mucho más importante (e irreversible, cuando no mortal).foto-300x212

Si el niño viaja a contra marcha, ante un impacto frontal, la energía generada flexiona sus piernas hacia el pecho. No hay constancia de lesión grave o rotura de piernas por haber viajado de esta manera; en cambio, las estadísticas a nivel mundial sobre discapacidad irreversible y mortalidad de los más pequeños por haber circulado de frente son desoladoras.

…cuando el niño va de espaldas se marea?

Las causas por las que un niño se marea pueden ser diversas; desde una ingesta excesiva o una mala digestión, hasta un golpe de calor o un problema de reflujo gastroesofágico. Nada de esto se debe a que el niño viaje de espaldas a la marcha, ya que el pequeño está acostumbrado ir en esa posición. Somos nosotros quienes, acostumbrados a ir mirando hacia adelante, nos mareamos.mareo

Fuente: acontramarcha.com

He dicho que escribo este post con tristeza porque después de oír la noticia de ayer soy otra vez consciente de la importancia que tiene sentar a los niños a contramarcha en el coche, de lo peligroso que es llevarlos en los asiento en la dirección de la marcha, y lo único que deseo, de todo corazón, es que ninguna de las personas que ha hecho oídos sordos a mis consejos se dé cuenta un día de que tenía razón. Este es uno de esos temas en los que crees que tienes la razón y piensas que ojalá no la tuvieras y ojalá todos esos niños que van en asientos en la dirección de la marcha fueran tan seguros como sus padres creen que van (porque yo no digo que quienes llevan así a sus niños sean unos inconscientes, son personas que tienen derecho a creerme o no, y no por ello están siendo unos inconscientes; sé que todas las personas que no me han hecho caso simplemente creen que exagero, pero nunca jamás de los jamases llevarían a su hijo en un asiento en la dirección de la marcha si me hubieran creído; yo sé que todas estas personas adoran a sus hijos y han elegido los asientos que han comprado con la total convicción de que son seguros, y por esa razón yo espero que así sea y que nunca, NUNCA, pase nada que les haga ver que quizá mi advertencia tenía sentido).

Dos datos deberían hacernos recapacitar antes de tomar una decisión así [la de comprar un asiento en la dirección de la marcha]:

1.- La principal causa de mortalidad infantil en España es el accidente de tráfico.

2.- Durante el año 2010 El 40% de los niños fallecidos en nuestro país NO LLEVABA ningún sistema de retención. Esto nos lleva a la inevitable conclusión de que el 60% restante SÍ QUE LO LLEVABA.

Con estos resultados publicados por la DGT en su página “LA SILLA QUE CUIDA”, quizá los padres españoles no debieramos caer en el error de pensar que los accidentes de tráfico solo les ocurren a otros. Poner al niño de cara a la marcha no es una decisión que deba tomarse a la ligera y menos aún por que un niño llore.

Fuente: acontramarcha.com

Resulta irónico lo que a veces nos preocupamos por cosas como la nutrición (que también tiene importancia, pero mucha menos) u otras cosas mucho menos importantes, por las que no ha muerto ningún niño, y luego ignoramos otros temas tan importantes como el número uno entre las razones de mortalidad infantil de nuestro país. Resulta irónico que gastamos mucho más dinero en el carro (o incluso algunos juguetes) que en el asiento del coche, que puede salvar su vida. ¿Cómo podemos protestar por el precio de este pero comprarle juguetes y carros de precios desorbitantes? ¿Cuántos carros y juguetes conocemos que hayan salvado la vida de un niño?

Por último, os dejo la respuesta que dan en acontramarcha.com a la pregunta que muchos nos hacemos: ¿durante cuánto tiempo debe viajar el niño de espaldas a la marcha?

Siendo una silla de espaldas un 500% más segura que una silla de frente con arnés, la respuesta a esta pregunta es bastante obvia: El mayor tiempo posible.

Cualquier niño debería viajar de espaldas a la marcha como mínimo hasta 2 años de edad y si es posible, se recomienda fervientemente llevarles de espaldas hasta los 4 o incluso hasta los 7 años si es posible. El 95% de los papás españoles creen que su niño debe ir en una silla de espaldas sólo hasta los 9 kgs. (6 u 8 meses aprox.) Esta presunción, además de errónea, puede tener (y tiene) consecuencias desastrosas.

Fuente: acontramarcha.com

Anuncios

2 comentarios sobre “Los mejores asientos de coche para niños

  1. Somos muchos los que insistimos hasta la saciedad entre nuestros círculos cercanos, yo he conseguido que algunos la compren ( al menos para el segundo hijo) pero la mayoría dicen lo mismo que tú ( moda, ya tengo la mejor, se va a marear etc) que lástima y que miedo de que alguna vez me vea reconocida, porque significará que ha pasado algo grave 😦

    Me gusta

Dime qué piensas, me encantará leerte :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s