Nuestra experiencia·Rabietas

Cómo le hicimos (hacemos…) frente a las rabietas

yoga-304635_1280

Quienes me seguís sabéis que Antek está en plena adoslescencia, con ya más de dos años, acercándose a los dos y medio. Por supuesto, las rabietas también aparecieron en nuestra vida, para hacerla más intensa. Si bien algunas personas con hijos con rabietas peores me dicen que lo que tiene Antek no son rabietas, o al menos no son tan fuertes, como para mí esto es lo que tengo y yo no comparo, son lo suficientemente frustrantes a pesar de todo.

Uno de los momentos en los que se me empezaron a hacer más difíciles de llevar fue hace cosa de un mes, al poco de regresar de casa de os Avós. A lo mejor era porque ya no había un montón de gente alrededor, siempre alguien que podía estar con él haciéndole compañía mientras yo hacía algo. De repente empezó a tener un montón de rabietas, el número aumentaba cada día, constantemente tenía que vestirnos rápidamente como me era posible y salir de casa, porque a Antek salir de casa siempre lo ha tranquilizado (quizá también es por eso que la gente no ve sus rabietas como rabietas, porque básicamente fuera de casa no las tiene). Una vez fuera, él ya estaba contento y entretenido con cualquier cosa.

Pero claro, no siempre puedes poner abrigos, calzado y salir fuera de casa. A veces tienes que hacer la comida, tender la ropa, recoger la ropa seca… Y ahí hay que lidiar con esas rabietas e intentar gestionarlas lo mejor posible.

Después de una semana muy frustrante, en la que me estaba poniendo muy nerviosa y cuando Tata volvía a casa del trabajo yo tenía que salir a despejarme al gimnasio o a la biblioteca para tranquilizarme y volver a casa llena de energía y buen humor… después de esa semana, llegué a la conclusión de que no podía cambiar sus reacciones, pero sí podía cambiar las mías.

Analicé en qué momentos surgían normalmente esas rabietas: cuando yo hacía algo en lo que él no podía ayudarme. Incluso si estaba jugando él solo muy feliz, en el momento en que yo me ponía a hacer algo en la cocina, como la comida, ya se liaba parda.

Así que un día, antes de que apareciera nuestra querida rabieta, mientras estaba en el sofá sentado entretenido antes de la explosión, fui a la cocina para hacer la comida. Pero al llegar me di cuenta de que era cuestión de segundos que dejase lo que estaba haciendo y viniese a montarme el numerito. Así que me adelanté y le dije:

– Antek, voy a hacer la comida, ¿quieres ayudarme?

Vi como levantaba la mirada de lo que estaba haciendo, se quedaba un rato como procesando la información, lo que le acababa de decir, y de repente me respondía con energía:

– ¡Sí!

A lo cual daba un salto del sofá y venía corriendo a la cocina.

– Vale, mira, necesitamos verduras para la comida. Tú las vas a lavar y yo las voy a cortar.

– Vale.

Le puse el delantal, la silla en la que se pone para hacer estas cosas, y mientras él lavaba todas las frutas y verduras que teníamos en casa ese día (jeje), yo cortaba aquellas que iba a cocinar 😀

img_3728

En vista de lo bien que resultó esta táctica, la he seguido utilizando. Por ejemplo cuando tiene mucha hambre y empieza a gritar que quiere potito (llama potito a las papillas de frutas, de hecho para ser exactos las llama “potito casero”, jejeje). Normalmente mientras yo preparaba la papilla él gritaba “¡quiero potitooooooo!” y ese era el panorama, yo nerviosa haciéndolo todo lo rápido que podía mientras él seguía gritando… Nada de lo que yo le dijera con voz tranquila, que tenía que pelar la fruta, trocearla, que tenía que esperar, que se lo estaba preparando… Nada lo calmaba…

¿Qué hago ahora?

– Ven, que lo hacemos juntos.

Lo subo a su silla, le doy la tabla de cortar, uno de sus cuchillos de Ikea y el vaso de la batidora. Yo pelo las frutas, se las doy en trozos grandes y él las corta en trozos pequeños y las va echando en el vaso de la batidora. Luego, él le echa unos cereales (una mezcla de copos de avena, espelta, frutas secas…) y el yogur. Depués por supuesto soy yo la que bate con la batidora.

Gracias a hacerlo juntos no lo tengo gritando y protestando desesperado durante todo el proceso, está contento ayudando y, además, creo que entiende mejor que hay cosas que no se pueden recibir en el momento porque requieren un tiempo de preparación.

El haberle dado más participación de la que tenía en la cocina y de haber pasado a ser algo ocasional a ser algo diario también ha traído sus complicaciones: ahora cualquier cosa que yo vaya a hacer a la cocina él tiene que venir conmigo, coger su silla y ayudar. Hacer algo en la cocina sin su ayuda ya no es una opción, a no ser que esté muy entretenido con Tata. Esto a veces me puede poner nerviosa si quiero hacer algo rápido o si quiero hacer algo que para él puede ser peligroso. Pero bueno, poco a poco me las voy arreglando y creo que realmente merece la pena a pesar de todo, por todo lo que aprende, ya no solo a nivel de conocimientos, de motricidad, sino también de valores: participa en las tareas domésticas como uno más de la casa.

Otras tareas en las que participa:

  • Limpiar (cuando limpiamos juntos lo hacemos con toallitas de esas del culete, para evitar productos químicos que puedan ser muy fuertes para él)
  • Encender la lavadora y luego tender la ropa (él la sacude y me la da; no se lo enseñé yo, me vio hacerlo a mí y empezó a imitarme)
  • Recoger la ropa seca (le encanta, la guardamos cada una en su cajón, incluso le da pena cuando ya no hay más; desde hace poco también empareja los calcetines)
  • Encender el lavaplatos y recoger los platos limpios del lavaplatos (le enseñé a encenderlo porque siempre le daba a los botones y lo encendía y a mí me sacaba de quicio; en un intento de terminar con esto le dije que lo iba a encender él siempre, pero SOLO cuando yo se lo pidiera. Funcionó a la perfección, desde que lo enciende él ha dejado de jugar con los botones)
  • Aspirar (aquí no hace nada especial, pero me sigue y me va señalando dónde está sucio el suelo, no vaya a pasar algo por alto 😉 )
  • Hacer la cama (le encanta, pone las almohadas en su sitio, porque nunca lo están, jeje, ponemos los edredones, colocamos los muñecos encima de su cuna…)dav
¿Y tú? ¿Cómo haces frente a las rabietas de tu hijo/a? ¿Dejas que participe en las tareas domésticas? ¿Tienes algún truco especial? Me encantará que me cuentes tu experiencia.
Anuncios

5 comentarios sobre “Cómo le hicimos (hacemos…) frente a las rabietas

    1. Gracias por pasarte y comentar! Me alegra que te haya gustado. Yo ayer el vuestro lo descubrí en un momento en que no podía pararme a leer, pero lo poco que vi me gustó y por eso le di a seguiros, para no olvidarme de leeros cuando tenga tiempo.
      Claro que podemos compartir entradas y experiencias aunque no tengo muy claro a qué te refieres ji ji.
      No solo gallegas las tres, además vecinas 😉 (Bueno, aunque ahora vivo en el extranjero)
      Mi ordenador se acaba de morir, así que no se cuando podré volver a publicar, desde el móvil no me resulta cómodo 😢 Me ha rematado una mañana que ya no había empezado muy bien…

      Me gusta

      1. Ohhhhh…yo publico mucho desde el móvil,en el tpo que me dejan los dos enanos. Aunque es cierto que no es cómodo,mi astigmatismo aumenta por momentos😢😢😢.
        Me refería precisamente a eso…compartir cosillas de nuestros blogs,creo q podría ser interesante.😉😉😉😉

        Me gusta

  1. Los dos ya los hemos pasado y no hab sido tan difíciles, no sé si por la experiencia o por tener hermanos mayores. Aún así habían días tremendos, que se han hecho más llevaderos con actividades y despistandola al enfadarse. Dar menos importancia a la conducta y cambiar de tema.

    Mucho ánimo!! Jejeje

    Le gusta a 1 persona

Dime qué piensas, me encantará leerte :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s