2 años·Así lo pasamos·¡Mecachis Mama!·De compras

Así lo pasamos (sábado de noviembre) – Día de compras

collages

Parece que Antek le está cogiendo el gusto a eso de madrugar los sábados… Anteayer volvió a despertarse a las seis. No había manera de que volviese a intentar dormir, así que me levanté con él en mi “modo zombie”. Lo primero a lo que jugamos fue algo raro, pero la imaginación de un niño no tiene límites: cogió la parte de abajo de lo que sirve para hacer su tren de legoquenoeslego, la parte que tiene las ruedas, y una parte de arriba para poner encima de un camión y convertirlo en uno de esos camiones que transportan arena… Pues bien, esta parte de arriba la usó como vaso y con la otra hacía como que revolvía en esta, y luego me lo daba a mí para beber… ¡Si es que no tenemos que pensar juegos, ellos solos ya se las apañan de maravilla!

Después estuvimos viendo un cuento que se llama Rok w lesie (en polaco, Un año en el bosque), que curiosamente acabo de encontrar en Amazon y os dejo enlace de afiliado (significa que si lo queréis comprar y lo hacéis por medio de este enlace a vosotras os cuesta lo mismo y yo me llevo una pequeña comisión), no pensé que lo encontraría al ser polaco. A lo mejor os preguntáis para qué os dejo un enlace a un cuento polaco. Pues porque es un cuento sin letra: cada doble página es un mismo paisaje del bosque, con los mismos personajes, en un mes diferente del año. En cada mes los animales están haciendo algo diferente (y tiene que ver con la realidad, por ejemplo hay una oruga que se convertirá en mariposa en el mes adecuado; en invierno el oso está en la cueva; etc. Ideal para quienes siguen la filosofía Montessori.) Hay algo de texto al principio y al final, pero no es mucho y el libro da muchísimo juego. A Antek le encanta elegir un animal e ir viendo dónde está y qué hace ese animal en cada página/mes del año (evidentemente él aún no entiende que cada página es un mes porque no entiende qué son los meses). Estoy pensando que este libro se merece un post a parte que no pensaba hacer porque no pensé que fuese posible encontrarlo en España, pero ahora que sé que lo es, creo que lo haré en cuanto pueda. A Antek le encanta 🙂 En cuanto tenga un momento escribo el post y os dejo fotitos del libro por dentro 🙂

Después me escondí debajo de la manta y a Antek por supuesto le gustó tanto que me pidió que lo volviera a hacer. Lo más raro fue cuando me pidió que lo hiciera y se fue (yo pensaba que a buscar algo para añadir algún elemento a ese juego de escondite…) y de repente cuando veo que no vuelve, me destapo de la manta y lo veo tan feliz jugando con su tren de madera… Ejem… Casi mejor no comento. Jajajajajajajaja.

Al cabo de un rato de todos modos se acordó de mí y me pidió ayuda con algo, creo que unas vías que se descolocaron y que le costaba volver a poner en su lugar. Así que me uní a él en el juego (a veces no me uno si no me lo pide, dejo que juegue él a su manera).

Más tarde decidió coger su caja de herramientas y, como ya había pasado creo que una hora y media desde que nos habíamos levantado y yo ya sentía hambre, aproveché que estaba entretenido para ir a limpiar un poco la cocina (normalmente lo que ensuciamos después de que lo hemos acostado lo dejamos para la mañana por ese miedo terrible a despertarlo con algún ruido, jajaja, pero por suerte no suele ser mucho 😉 ) y preparar el café para desayunar.

dig

Desayunamos y después, por supuesto, le pidió a Tata que encendiera la tele. Ya he comentado en otro post lo poco que esto me gusta y las razones por las que de todos modos intento no intervenir demasiado.

Aproveché ese momento en el que estaba mirando la tele para “bloguear” un rato (publicar cosas en mis redes sociales y ver las publicaciones de otros blogers). Y después decidí forrar por fin la “estantería improvisada” que había hecho hace unas semanas con una caja. Tuve la “gran idea” de forrarla con papel de regalo (el más discreto que encontré) y por supuesto luego Antek, a pesar de que estuvo delante e incluso “me ayudó” a forrarla, luego se empeñó en que “quería abrir el regalo”. Bueno, hoy, un día después, la “estantería” sigue forrada, espero que siga aguantando 😉

dav

Después de esto estuvo jugando con Tata por casa. El juego, muy original, era básicamente tirar una oveja de peluche que tiene mientras Tata lo llevaba en brazos por casa. Entonces Tata tenía que agacharse para que él pudiera cogerla.  Luego estuvo saltando en cama, otro de sus juegos preferidos desde hace ya un tiempo.

Cuando por fin conseguimos vestirlo (esto se ha convertido en una odisea desde que ha llegado el frío… no le gusta nada vestirse para salir de casa; echo de menos aquellos días en los que me traía sus zapatos y me decía “mamá, marchamos, paseo”) fuimos a la tienda a hacer la compra de la semana. Allí echamos las botellas de plástico en unas máquinas que hay aquí en Alemania, que las recogen y, después de haberlas metido todas, le das a un botoncito y te sale un ticket con el importe correspondiente según la cantidad de botellas que has devuelto. Por cada botella te dan 25 céntimos y con el ticket puedes pedir que te lo descuenten del importe total de la compra o, si no quieres comprar nada, te dan el dinero en la caja. A Antek le encanta meter las botellas en la máquina, así que ya es un experto en el reciclaje de las botellas de plástico 😉 Si tenéis curiosidad, puse un vídeo cortito (12 segundos) en mi Instagram, podéis verlo aquí.

Cuando salíamos de la tienda, que ayer fue Lidl (no siempre vamos a la misma, pero Lidl es muy cómoda para devolver las botellas y ayer teníamos un montón, jeje) descubrí en el folleto de lo que van a tener la semana que viene ¡¡que van a tener juguetes de madera!! Me encantan, suelen ser de bastante buena calidad y por precios que en comparación con otras tiendas están super bien. Aunque me encantan los juguetes artesanales, siempre me gusta aprovechar los precios de Lidl y cogerle algo de madera baratito 😛 Si os gustan estos juguetes, estad atentas, no suelen salir en el mismo momento en España y en Alemania, pero sí suelen salir las mismas cosas. Va a haber una cocinita que es casi igual que la de Ikea, una mesa de herramientas, ¡la casita de madera! La casa está genial de precio, no he visto ninguna tan barata y eso que había buscado para hacer un regalo a mi sobrina. Quería cogérsela a Antek, pero creo que todavía es muy pequeño para este juego. También va a haber cosas más pequeñas de madera: una tostadora, una máquina registradora, una máquina de hacer café, una batidora… Me pregunto si no cogerle algo de esto, que cuesta 10 euros y como detallito puede estar bien. Sobre todo dudo entre la tostadora y la batidora 😉 (Caja registradora ya tiene, jeje) ¿Vosotras qué creéis?

¿A vosotras también os flipan estos juguetes?

Al llegar a casa se quedó dormido bastante rápido (no sin antes protestar que no quería dormir, que quería jugar con Tata en el salón; este niño se muere por su padre, cosa que a mí me encanta).

De comer hice chicken and cauliflower curry, según la receta de Little Grazers, bastante modificada porque hoy en día no suelo seguir las recetas muy al pie de la letra, especialmente las que llevan ingredientes (en este caso especias) que no es que tenga yo en mi casa y que no voy a comprar a propósito para una receta… Estaba rico.

dav

Después de comer estuvo jugando con los coches del tren de madera y el tubo que quedó del papel de regalo con el que forré la “estantería improvisada”. Los metía por dentro a modo de túnel.

dav

Mientras, nos preparamos a correr para ir al centro: Tata iba a ir a una tienda de ropa de deporte (también de complementos, tiendas de campaña, etc.) y nosotros íbamos a ir al zoo (que está al lado). Pero no nos dio tiempo y tuvimos que ir los tres a la tienda, cosa que a mí no me hacía mucha gracia en parte porque ya le habíamos dicho a Antek que íbamos al zoo y el pobre estaba todo emocionado, y en parte porque la idea de tener que entreterlo en una tienda mientras Tata se probaba abrigos yo sabía que no iba a ser fácil.

Por suerte, este niño se entretiene solo y enseguida decidió qué quería hacer: por ejemplo bajar las escaleras hasta el piso de abajo y pasear por el suelo de cristal entre los árboles (cosa que, por cierto, a mí me daba un miedo que no sé si tenía sentido o no, como si sintiera vértigo, lo pasaba fatal viéndolo caminar por ese suelo de cristal y me daba casi pánico seguirlo y que el cristal no soportase mi peso 😛 ).

dav

Lo mejor es que cuando Tata terminó de probar abrigos (y por supuesto no compró nada) fuimos a la planta de arriba, donde estaba la sección de niños y yo pensé que podía haber algo para entretenerlos pero que seguramente sería para niños más pequeños y no tendría mucho chiste, y por lo tanto pasé de ir antes… Pues resulta que tenían como una especie de estanque enorme, con piedritas, agua y esas cosas para hacer “búsqueda de oro”… ¡Mecachis Mama! Bueno, más vale tarde que nunca. Antek, que como todo niño de dos años adora el agua y las piedras, se lo pasó pipa y se empapó, por supuesto. Menos mal que tenía ropa de repuesto en la mochila 😉

dav

También probamos las sillas para el camping, a la vez que echábamos un vistazo al “interesantísimo” catálogo de la tienda 😛

dav

Y nos mecimos en una hamaca, donde yo creo que a Antek le faltó poco para quedarse dormido… 😉

dav

Volvimos a casa y Antek estaba cansadísimo, resulta que al final tuvo un montón de emociones en una tienda, ¡no me lo habría imaginado! Después de cenar se quedó frito, por suerte no nos dio ningún trabajo dormirlo 🙂

¿Y vosotros? ¿Qué habéis hecho este sábado? El nuestro como veis fue sosete, pero al menos Antek lo pasó bien 🙂

Anuncios

Dime qué piensas, me encantará leerte :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s