Hoy leemos...·Libros

Hoy leemos… El topo que quería saber quién se había hecho aquello en su cabeza

dav

Una vez más, he elegido el libro que más quiere leer Antek en estos momentos. Como sabéis, a los niños les gusta mucho la repetición. Antek no iba a ser menos, y lo mismo pasa con la lectura. Normalmente suele elegir un libro y ese libro lo leemos todos los días (es él quien lo pide). A lo mejor leemos otros también, pero el Elegido no puede faltar. Esto suele durar varios días, a veces más de una semana, y suele llegar a aprenderse el texto de algunas páginas de memoria.

El topo que quería saber quién se había hecho aquello en su cabeza trata, como bien indica su título, de un topo que quería saber quién se había hecho aquello en su cabeza, y se pasea con la caca preguntándole a todos los animales con los que se encuentra.

El cuento es ideal para “la etapa de la caca”, que estoy segura de que todos los niños pasan por ella: esa etapa en la que les encanta hablar de caca. En cada página del libro, podrán ver una caca diferente, según el animal. A lo mejor a los padres nos parece asqueroso, pero a ellos les fascina y encima están aprendiendo (que cada animal hace caca de una forma diferente).

Le gusta tanto en estos momentos que me pide que se lo cuente cuando estamos en cama y lo intento dormir (y… adivina qué pasa entonces… ¡me duermo yo! Y él me despierta “sigue Mama, sigue”).

Es ya la segunda vez que tiene obsesión con este libro. La primera vez decía él los diálogos, que son siempre iguales, se repiten en cada página -por lo tanto son fáciles de recordar- cosa que es genial para ellos porque los pueden recordar y repetir y se sienten como si estuviesen leyendo ellos el cuento: – ¿Fuiste tú quién me hizo esto en la cabeza? / – ¿Yo? No, ¿por qué? Yo hago así.

Ahora le gusta más que lo lea yo sola, él observa, repite los gestos del topo o me corrige cuando cree que he dicho algo mal (¡en serio!) Por ejemplo, cuando el topo sale de su agujero, se enfada y pone las manos en la cintura, nosotros ponemos también las manos así y decimos que está enfadado (le gusta mucho mencionar las emociones desde que las ha aprendido con El monstruo de colores).

dav

Las ilustraciones son geniales, o a mí al menos me encantan. Parecen coloreadas con Plastidecor y los personajes tienen mucha expresividad en el rostro, especialmente el topo (Antek se fija mucho en sus gestos y en sus posturas).

Para esta edad (Antek tiene ahora casi dos años y medio) me parecen ideales este tipo de cuentos en los que se repite una estructura a lo largo de la historia. Como ya he dicho, facilita a los niños el aprendizaje del texto y, al mismo tiempo, les resulta más atractivo porque en esta edad aprenden por medio de la repetición.

dav

En Youtube es posible encontrar el cuento convertido en cortometraje. Pero yo que soy poco fan de la tele y muy fan de los cuentos, me quedo con la historia en papel. Con el vídeo los niños son pasivos, solo ven atontados hipnotizados y no interactúan con la historia. Con el cuento Antek antes decía los diálogos, ahora dice lo que ve (en esta página menciona que el topo se ha manchado una pata, la otra no -esto lo subraya y lo repite por si no me ha quedado claro- ), imita los gestos, menciona si está enfadado o ya no lo está… Y sobre todo se sienta conmigo, se apoya en mí, es un momento de contacto, de estar juntos los dos, de dedicarle todo mi tiempo sin distracciones, ¿qué vídeo da todo eso?

Aunque es cierto que cada niño es diferente y que no a todos les gustan las mismas cosas, yo me atrevería a decir que este cuento es un acierto seguro. A Antek no le gustó desde el principio, a veces no es el momento y no vale la pena insistir. Ahora, sin embargo, lo leemos todos los días (y es ya la segunda vez que tiene obsesión con este cuento).

Si te animas a comprarlo y te gusta hacer compras por Amazon, te dejo al final de este post unos enlaces afiliados: a ti te costará lo mismo y yo me llevaré una pequeñita comisión. No es mucho, pero no veas la ilusión que hace (ji ji ji).

Por cierto, debo confesar que este cuento no se lo compré yo a Antek, ni siquiera es un regalo que recibió él, de hecho el cuento no es suyo… Es mío 🙂 Me lo mandaron en un paquete mis amigas (de las mejores que he tenido en mi vida) en mi primer cumple en Polonia (país al que me fui al acabar la carrera, en el que viví más de 8 años). Un libro que me encantó en su momento (además del detallazo de enviármelo con otras cosas) y que me encanta que ahora lea Antek con tanto entusiasmo.

Enlace a El topo que quería saber quién le había hecho aquello en la cabeza.

Enlace a A toupiña que quería saber quen lle fixera aquilo na cabeza (en gallego)

Anuncios

6 comentarios sobre “Hoy leemos… El topo que quería saber quién se había hecho aquello en su cabeza

    1. Que gracia hoy nos encontramos en el parque un niño que también estaba en momento obsesión con el libro y estaban recitando la historia en el columpio al lado del que se columpiaba mi hijo, y mi hijo se unió a contarla también con el otro niño y sus papás. Fue muy gracioso!

      Le gusta a 1 persona

Dime qué piensas, me encantará leerte :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s