Maternidad·Reflexiones

Me gusta ser mamá

hand-692113_1280

Hay días que pienso mucho en eso de que debería volver al trabajo. Luego me doy cuenta de que no soy yo la que piensa eso, sino la sociedad. Yo no lo pienso, estoy contenta. Me gusta ser mamá y al mismo tiempo lo considero mi trabajo en estos momentos, trabajo en el que intento dar lo mejor de mí misma, aunque no siempre lo consiga.

Hay gente que a lo mejor piensa que mi postura es cómoda, que es lo fácil, no volver a trabajar, quedarme en casa, “no hacer nada más que cuidar de mi hijo”. No podrían estar más equivocados.

La verdad es que yo le dedicaba mucho tiempo a mi trabajo, mucho más del que seguro podían imaginar mis alumnos (no los culpo, yo tampoco era para nada consciente del trabajo que había detrás de las clases de mis profesores). Durante el año académico trabajaba lo normal, las 8 horas diarias no me las solía quitar nadie, y luego además cuando se acercaba el final del semestre o el final del curso, no paraba. Durante un mes solía trabajar entre 10 y 12 horas diarias. Lo que pasa es que nadie lo entendía porque mucha gente piensa que el trabajo del profesor es el trabajo que realiza en la clase y no se da cuenta del que tiene que realizar en su casa o en la biblioteca o en la sala de profesores, preparando las clases, corrigiendo textos, atendiendo tutorías, etc. Yo nunca me sentí mal por tener tantas vacaciones (verano, navidad, etc.) Sinceramente y aunque suene poco modesto, yo sabía que me las merecía.

Desde que soy madre, trabajar 10 o 12 horas al día casi parece una tontería. Ahora trabajo 24 horas al día, los 7 días de la semana. Si mis alumnos antes probablemente no podían valorar mi trabajo, ahora estoy más que convencida de que mi hijo tampoco puede, por razones obvias. Si bien antes me daba igual que no lo valoraran y yo me esforzaba por hacerlo lo mejor que podía y ser, no la mejor profesora del mundo, pero sí la mejor profesora que yo podía ser con las circunstancias que tenía (de tiempo, de medios, de número de alumnos, etc.); hoy en día tampoco me preocupo porque mi hijo todavía no pueda valorarlo y, así como tampoco intento ser una madre perfecta, intento ser la mejor madre que yo puedo ser, con las circunstancias que me han tocado (lejos de la familia, en el extranjero, etc.)

portrait-317041_1920

Si antes tenía unas vacaciones impresionantes, sí, es cierto; ahora cuando me voy de vacaciones vuelvo siempre con el pensamiento “¡necesito unas vacaciones!”. Ahora ya ni si quiera durante las vacaciones descanso, no.

Antes podía frustrarme de vez en cuando, podía estresarme de vez en cuando, podía haber días en los que me sintiese agotada, o que me pusiera nerviosa… Ahora la frustración, el estrés, el agotamiento y los nervios son el pan de cada día (o de casi cada día en estos momentos, estoy trabajando en ello, para que disminuyan, si lo consigo os pasaré el secreto 😉 ).

La gente no es consciente del trabajo que da cuidar a un niño (quizá en parte porque algunos piensan que los niños juegan solos, o que siempre les puedes poner la tele y tenerlos atontados… no lo sé).

Y a lo mejor llegado este punto alguien me diría, ¿pero, y si te agota, te frustra, te estresa y te pone nerviosa, por qué lo haces? ¿Por qué no vuelves al trabajo? Pues porque no quiero, así de simple. Porque a pesar de todo, este trabajo me encanta, me parece precioso… Es lo mágico de la maternidad, que aun con todo lo negativo que trae debajo del brazo (no podemos negarlo), lo positivo es tan increíble que hace que compense con creces. Yo no lo cambio por nada. En estos momentos no quiero volver a mi antiguo trabajo, básicamente porque el que tengo ahora me satisface mucho más. Adoro estar con mi hijo y no creo que eso me haga menos mujer o menos feminista. Soy simplemente una mujer que ha tomado una decisión consciente y no quiere cambiarla solo para satisfacer a la sociedad, que se empeña en que meta a su hijo en una guardería y vuelva a trabajar.

Yo respeto a las madres que han tenido que volver al trabajo y a las madres que han querido volver al trabajo. Respeto a las madres que necesitan trabajar y separarse de su hijo unas horas para poder volver con él con las pilas y la paciencia cargadas al 100%. Lo importante en la maternidad no es hacer “lo correcto”, sino lo que a mí, como persona individual y única que soy, me funciona mejor y me ayuda a ser la mejor mamá que puedo ser, a conseguir la mejor versión de mí misma

Y eso es lo que estoy haciendo yo, estoy haciendo lo que quiero hacer, lo que me gusta, mientras me lo puedo permitir (que no sé cuánto me va a durar, ya sabemos lo que duran ahora los trabajos…)

La razón por la que no estoy buscando trabajo es porque me gusta el que tengo ahora y no entiendo el sentido de dejar de hacer lo que me gusta para hacer algo que no me gusta tanto y así, con el dinero que gane, poder pagar a alguien para que haga aquello que quería hacer yo… Lo siento, pero no lo entiendo.

54ed3-wp_20150406_002

 

Si te ha gustado este post, quizá te guste también este: No es feminismo.

 

Si te gustan mis posts, te animo a que me votes en los premios Madresfera, para los cuales he sido nominada en tres categorías. Mi blog es muy pequeñito y soy totalmente consciente de que conseguir un buen puesto es casi imposible, pero de ilusiones también se vive 😉 Si te animas a votarme, te he dejado los enlaces directos en este otro post: ¡Gracias! ¡Estoy nominada gracias a ti!

Anuncios

21 comentarios sobre “Me gusta ser mamá

  1. Toda la razón del mundo. Yo trabajo 2h al día porque lo necesitaba mentalmente pero no quería un trabajo que me apartase de mi trabajo de madre. Me “encanta” cuando alguien me dice cosas tipo “claro, como tu no trabajas…” como si estuviera sin hacer nada en casa! Simplemente veo absurdo buscar un trabajo para poder pagar la guardería donde otros cuiden de mi hijo. Para eso me estoy yo con él.

    Le gusta a 1 persona

    1. Claro, sobre todo si quieres estar con él. Otra cosa es que necesites volver al trabajo, por dinero, por salud mental (jeje), porque te apasiona tu trabajo… Pero a mí aunque mi trabajo me gustaba mucho, a veces me planteo un cambio, algo más relacionado con la maternidad, que es mi nueva pasión. Mientras no decido, aquí estoy aprendiendo todo lo que puedo de la vida misma, de la práctica diaria!

      Le gusta a 1 persona

      1. Yo todavía no sé por dónde tirar, pero sí sé que me gustaría cambiar de trabajo y hacer algo más relacionado con la maternidad, que me apasiona. Y creo que como profesional, cuando das REALMENTE todo lo mejor de ti misma, es cuando haces lo que te apasiona. De ahí que ahora que mi pasión ha cambiado, yo también quiera cambiar de trabajo.

        Le gusta a 1 persona

  2. Sabes que tengo un borrador sobre este tema? Jajajaja. Qué coincidencia! Este fin de semana leí algo sobre las mujeres que dejamos de trabajar para cuidar de nuestros hijos que me indignó muchísimo y por eso lo comencé. Pero al final terminé el de los celos que tenía empezado.
    Por cierto, entiendo perfectamente lo que dices de nuestra profesión. La gente sólo ve nuestras vacaciones y no la cantidad de horas extra que le dedicamos…

    Le gusta a 1 persona

    1. Yo también tenía un borrador, pero ayer sentí la necesidad de empezar uno nuevo y publicarlo. Cuando me rondan pensamientos por la cabeza continuamente no puedo parar hasta que no los escribo y, desde que tengo blog, los publico.
      Por cierto, ¿tú de qué eres maestra?

      Me gusta

  3. Pues pienso que me encantan tus post! 😊 Y este en concreto mucho, mucho. Simple y directo. A mí también me gusta ser mamá, porque sí, porque me hace feliz y a mis hijos también. Por muy loca que me vuelva a veces. Su infancia es muuuy corta y quiero vivirla a su lado.
    Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

    1. Claro, es que existe esa manía de que tenemos que estar trabajando, produciendo, ser así “más feministas”… ¿Y luego qué? ¿Ver cómo se van de casa y echarles de menos? ¿Esperar a ver si tenemos suerte y nos dan unos nietos cuando aún tengamos energía, pero también tiempo libre para disfrutarlos, y la suerte de que no se vayan a vivir al extranjero? Anda ya… Yo voy a disfrutar de mis hijos, y luego ya si tengo suerte ya disfrutaré también de mis nietos. Muchas gracias por pasarte y por comentar, me alegra que te haya gustado el post 🙂

      Me gusta

    1. Yo también lo creo. Además creo que es más difícil que educar al niño de otros, porque normalmente los niños con otras personas están más tranquilos y son más obedientes que con sus padres. No es una cuestión de que a los padres los controlen o les tomen el pelo, es que sus padres saben que los quieren siempre, hagan lo que hagan, y con los educadores no están seguros, así que por si acaso… (Esto no me lo he inventado yo, lo he leído en el blog de Madre y Autónoma, que es psicóloga).

      Me gusta

  4. Me ha encantado este post porque me siento totalmente identificada con lo que dices. Personalmente he dado el 200% en mi trabajo y lo he llegado a disfrutar en ciertos momentos. Sin embargo, ahora que estoy dedicada plenamente a mi hijo me doy cuenta de que esto es lo que más deseo hacer y me provoca ansiedad pensar que en unos meses me veré obligada, por cuestiones económicas, a retomar la vida laboral. Por ello estoy buscando alguna alternativa que me permita seguir con la crianza de mi hijo pero aportando a la economía familiar. Vamos a tener que ser emprendedoras eh? Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Entiendo que te dé ansiedad pensarlo porque encima la baja en España es de risa (en Polonia, país que muchos consideran menos avanzado, puedes elegir entre la baja corta o la larga, de un año; en Alemania igual, pero eso ya no sorprende a la gente).
      Vamos a tener que ser emprendedoras, sí!! A pensar de qué exactamente!! Un beso

      Me gusta

  5. Pues yo tengo bastante miedo de no dar la talla como madre a tiempo completo, aunque desde luego es algo que haré apasionadamente y ya me gusta leer sobre maternidad, voy tomando nota de cosas que quiero hacer cuando ya tenga 3 o 4 años jajaja, creo que me voy saltando etapas.

    Quiero dedicarme a mi hijo porque creo que es el mejor regalo que puedo hacerle: mi tiempo. Ir con prisas todo el día, comer fuera, para que tu hijo solo te vea agotada pues no me interesa.

    Desde luego admiro a la gente que como dices, por vocación o por elección han decidido compaginar la vida laboral con la familiar. Pero no las envidio, para nada.

    La infancia de mi hijo no tiene precio, ni la nómina más alta la puede pagar. Yo también estoy buscando alternativas porque sí que es cierto que en lo económico se nota mucho. Pero saldremos adelante pase lo que pase 🙂

    ¡Un abrazo guapa!

    Le gusta a 1 persona

    1. Cuidado con las cosas que estés viendo para los 3 o 4 años, que de aquí a allá puedes cambiar de opinión ji ji. Y sobre dar la talla claro que sí!! Cualquier madre que quiere a su hijo y lo educa con amor y respeto es una buena madre (aún no te has leído mi post Todas somos buenas madres? Ji ji ji)? Y tú se ve que te informas y te preocupas, vas a ser una madre genial. Eso sí, tendrás días malos como todas, de eso no nos salva ni el más tranquilo de los niños, jajaja. Un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

  6. ¡Gracias por los ánimos! La verdad es que hace unos meses me aterraba el parto, ahora que se acerca la fecha, ¡me aterra lo que viene después! Jajaja. Pero me fijo en vosotras, las que ya estáis batallando para criar y educar de la mejor manera posible, ¡a ver si se me pega algo!

    Me suena haber leído ese post, de todos modos, seguro que me vuelvo a pasar en algún momento (ahora no que me caigo de sueño y me voy a dormir 💤

    ¡Besotes!

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues sí, la verdad es que después te das cuenta de que el parto es lo de menos, jajaja. De hecho a mí ahora mismo lo que más miedo me da de tener otro hijo (no, aun no estamos en ello) es el después, volver a pasar por todo esto, que es genial y agotador al mismo tiempo, jajaja.
      Una cosa ten clara, es muy posible que muchas cosas que pienses cambien por completo y lo que antes veías negro ahora lo veas blanco. También es posible que haya cosas de las que crees estar segurísima de que harás y luego no hagas… (yo nunca pensé hacer colecho y todavía lo hacemos, pensaba que portearía un montón y fui más de carro, creía que volvería a trabajar después de un año y aquí me tienes después de dos y medio, me hacía muchísima ilusión ir con él a clases de piscina después de unos vídeos de bebés buceando que había visto y nunca llegué a apuntarme…) Lo importante es que sigas tus instintos (al menos allá donde no hay consenso, hay cosas como “a contramarcha” que yo creo que hay que respetar sí o sí) y que no te sientas culpable cuando no puedas más o necesites ayuda o necesites tiempo para ti sola. ¡Es normal!
      ¡Besos!
      (Por cierto, ¿cuánto te falta? ¿En qué semana estás?)

      Le gusta a 1 persona

  7. Me falta poquito, mañana empieza mi semana 33 y estoy expectante pero también algo nerviosa. ¡Es mi primera vez en esto!

    Gracias por los consejos, la verdad es que tengo en cuenta que no todo puede salir como lo tengo planeado, pero hay muchas cosas que las doy por supuesto, como el porteo jajaja.

    Precisamente anteayer pasaba por el centro de actividades de la asociación de vecinos de mi barrio y ya me estaba viendo apuntando a Pingüinito a un montón de cosas chulas (dibujo, informática, esplai…) hasta que sacudí la cabeza pensando que de aquí a que tuviera la edad quizá ya han cambiado las actividades o los horarios no nos van bien o lo que sea. Pero sin querer me monto mis historias jajaja.

    Supongo que es parte de la ilusión y la emoción, pero pronto lo que me tocará es el día a día e ir trampeando como pueda con los imprevistos que vayan saliendo 😉

    ¡Besotes!

    Le gusta a 1 persona

    1. Es que las actividades también hay que tener cuidado con ellas y que no le quiten tiempo de juego libre o tiempo de estar con los padres 😊 Hoy en día se mete a los niños en demasiadas actividades, a veces incluso siendo bebés (yo también pensaba, piscina, música…) Y lo único que quieren entonces es estar con mamá y que los dejen en paz jajaja. Un beso!!

      Me gusta

Dime qué piensas, me encantará leerte :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s