Libros·Productos

Los minis: libros pequeños para manos pequeñas

dav

La primera vez que oí hablar de los minis fue en el blog De mi casa al mundo. Los descubrí en un post genial en el que hablaba de sus imprescindibles para viajar en avión con su hija, que me gustó especialmente porque ninguna de las cosas que mencionaba era un móvil o una tableta. 

Desde que los descubrí en su blog me llamaron mucho la atención y pensé que era una de esas cosas que tenía que añadir a mi lista de regalos que me gustaría hacerle, con tal suerte que los Reyes Magos (y concretamente mi cuñada) pensaron lo mismo, y cayeron dichos libros a pesar de que no habíamos dicho nada 🙂

Los minis no eran los de De mi casa al mundo (que por cierto juraría que en las fotos me parecen un pelín más grandes y menos minis que estos, pero como las fotos engañan, no lo sé). Fueron los minis de Kalandraka, que es una editorial que me encanta, de la que tengo bastantes libros y de la que he regalado muchos más.

En el momento en que que abrimos el regalo, había tantísimos paquetes más por abrir (contando los de todos, adultos también), que Antek no le hizo mucho caso (de hecho después de abrirlos todos lo primero que hizo fue esconderse detrás de las cortinas porque quería jugar al escondite, a los regalos ni caso) y yo aproveché la situación para esconderlos y así dárselos en el viaje de vuelta si nos hacían falta (si los veía antes, en el vuelo le llamarían menos la atención).

Debo decir que mi pensamiento de adulta cuando vi la caja y vi en ella la imagen de la portada de “Orejas de mariposa” fue: “qué pena, ese ya lo tenemos”. Pero no me importó, porque vi los demás títulos y no teníamos ninguno de los demás, así que no pasaba nada por tener uno “repe”. Como es una editorial de la que tengo bastantes libros, probablemente me sería difícil encontrar un pack de minis en el que no tenga ninguno de ellos (acabo de ver que en el pack número 1 también hay un libro que ya tengo). Además, había dos que estaban en mi lista de libros que quería comprarle, así que genial.

¿Por qué he dicho al principio del párrafo anterior “mi pensamiento de adulta”? Porque no sé si tú habrías pensado lo mismo (confiesa, seguro que sí), pero el caso es que cuando Antek lo vio en el avión, por fin con todos sus sentidos y sin la distracción de más regalos, lo que más le gustó de todo el pack de minis fue tener una versión mini de Orejas de mariposa, ese libro que tantísimo le gusta y que se sabe de memoria.

Durante un montón de tiempo fue leyéndolo en el avión, estaba emocionadísimo y lo leía una y otra vez. Además, le encantaba meter los libros en la caja y sacarlos, meterlos otra vez, cerrar la caja, abrirla, sacarlos… Y así una y otra vez.

dav

Cuando llegamos a casa yo quise guardarlos, quería dejarlos para otro viaje, de modo que entonces fuesen otra vez “algo nuevo” y lo entretuviesen… Fue imposible. Tan pronto como vio la versión grande de Orejas de mariposa en casa se acordó de los minis y no paró hasta que se los di (la explicación de que eran para el avión no le convenció).

Durante muchos días fue su gran obsesión: coger la caja, abrirla, sacar los libros, volver a meterlos, cerrarla y vuelta a empezar. A veces, guardaba todos excepto Orejas de mariposa y se ponía a leerlo. Otras veces, me pedía que me sentase con él, cogía la versión grande, se sentaba entre mis piernas y mientras él leía el grande yo tenía que leer el mini (y a veces me corregía cuando, según él, lo había leído mal, y me hacía repetirlo otra vez, pero bien).

minis-3

En resumen, un regalazo, cosa que yo sabía que sería, pero que no imaginaba ni de broma de la razón por la que iba a ser un regalazo. No imaginaba que se lo iba a pasar tan bien con la caja, practicando -supongo- motricidad fina (abriendo, sacando, metiendo y cerrando) y tampoco imaginaba que lo que más le iba a gustar era el que ya teníamos. Tampoco imaginaba que le iba a encantar “usarlo” en casa, mucho más que en el avión; que los coloca siempre juntos e incluso los ha guardado en algún armario o en la caja de libros al final (escondidos), “para que no se los lleve gato pelado” (!)

A día de hoy todavía no me ha dejado leer los demás, lo he intentado pero siempre me los ha sacado de las manos y me ha dicho que esos no. Tendré que hacerlo mientras duerme 😉

dav

 

¿Y a tu peque? ¿Cuál fue el regalo de Reyes que más le gustó (o uno de los que más le gustaron)?
Anuncios

4 comentarios sobre “Los minis: libros pequeños para manos pequeñas

Dime qué piensas, me encantará leerte :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s