Así lo pasamos·Maternidad

Así lo pasamos (jueves de mayo) – “Te equivocas, Mama”

te equivocas mama

(Este post lo iba a publicar ayer pero no fui capaz, no me apetece cambiar todas las palabras como “hoy”, “esta mañana” o los tiempos verbales -qué complicado el español-, así que lo dejo así, pero que sepas que es del día de ayer 😛 )

No es que Antek me haya dicho hoy eso, pero la verdad es que yo lo he sentido durante todo el día…

Llevaba unos días unas semanas unos meses unos días bastante malos, de bastante mal humor, quejándome mucho, enfadándome… En el fondo yo sabía que no tenía razón, que era todo debido al cansancio (Tata estuvo enfermo y durante muchos días no tuve momentos para mí, no tenía relevo…), yo era consciente cada vez que me enfadaba, me ponía de mal humor o perdía los nervios de que no era él, era yo… Pero en las últimas semanas empecé a ponerme nerviosa por cambios que veía en Antek que no me gustaban y me preocupaban… Pues bien, hoy Antek, a su manera, me dijo “Basta ya, Mama, no tienes razón”.

Así lo hemos pasado hoy y así me ha demostrado que me equivocaba…

No me deja hacer nada, solo quiere que lo coja en brazos…

Empecé la mañana limpiando la cocina mientras él preparaba un bocadillo con su bocadillo de juguete en la mesa de la cocina. (Aunque suelo intentar no dejarla muy mal por la noche, siempre hay algo que usamos después de que se ha acostado y por miedo a hacer ruido y despertarlo lo dejamos en cualquier sitio sin lavar ni meter en el lavaplatos…)

dav

Luego, cuando ya estaba la cocina preparada para hacer el desayuno, me dijo que él también quería participar y lo hicimos juntos (una papilla, o potito casero como dice él). Hoy quería hacerle uno como el que hace el abuelo, el que se toma cuando los visitamos, y le dije:

– Venga, vamos a hacer un potito do Avó.

A lo que él me respondió muy serio:

– No, o Avó está en España, su potito es diferente, el que hacemos nosotros es diferente.

Vamos, que al final va a tener razón o Avó, que su potito está que te cagas (sí, se lo enseñó a decir así mismo a Antek) y que no hay otro que lo iguale…

dav
[Redobles de tambores] Aquí está el famosísimo e inigualable potito do Avó
Luego, mientras yo limpiaba la cocina después de desayunar, él fue al salón y se puso a leer uno de los libros que trajimos ayer de la biblioteca.

 

Al mediodía, “preparamos juntos la comida”. Bueno, él estuvo jugando con la botella del aceite y luego se comió varias rodajas de piña en la encimera mientras yo preparaba la comida. Al final, le echó la sal 😛

cocinar con ninos mecachismama

 

No quiere salir de casa y, claro, así o no nos relacionamos con nadie o lo obligo a salir y tenemos discusión asegurada.

– Antek, ¿quieres ir al grupo de juegos?

– Sí.

– Pero si quieres ir, tenemos que vestirnos muy rápido, porque es tarde, y si no no llegamos.

– Vale.

Y nos vestimos rápido y llegamos (tarde, pero no tan tarde como para que no valiese la pena entrar).

wp_20151102_001
Esta foto es de hace año y medio en el mismo lugar 🙂

 

No me suelta, no me deja hablar con otras madres, quiere que esté con él seguido y que le esté prestando atención.

En el grupo de juegos estuvo jugando solo, pasándoselo pipa (tanto que cuando se acabó no quería irse). Sí, de vez en cuando pedía mi atención, me decía algo, me preparaba un café con leche que tenía que beber y decir que estaba riquísimo… Pero en general pude hablar con la otra madre (solo estábamos dos) perfectamente.

 

Últimamente se alimenta fatal. Antes comía tanta fruta: plátano, arándanos, manzana… Ahora solo me pide cosas dulces: galletas, chocolate, pasteles…

En el grupo de juegos la niña dijo que quería brezel (una especie de lazo de pan) y por supuesto él también dijo que quería. Cogí el monedero y fuimos a comprar otro para él, pero resultó que el que había comprado la niña era el último. Se lo expliqué y lo cogí en brazos para que eligiera otra cosa, ya que había un cesto lleno de bolitas de pan, entre las cuales había también bollería (un croissant, entre ellos). Antek miró la cesta, luego miró otra cesta que había al lado con frutas y dijo: “Quiero un plátano”. Debían de tenerlos de adorno porque la chica ni siquiera sabía cuánto cobrarme por él (bromeo, creo que hacen macedonias, probablemente por eso lo tenían).

wp_20151121_007

Además, al mediodía se comió todo lo que le puse en el plato (no le pongo mucho, intento ser realista, pero ni siquiera así se lo termina muchas veces). Además, lo comió diciendo de vez en cuando “qué rico”, que por supuesto lo ha aprendido de mí, que lo digo con total sinceridad porque me encanta comer y me emociono cuando descubro recetas ricas 😀  (estaba deliciosa la comida, un curry de pollo de BLW recetas).

 

Y además, con el chocolate tiene una adicción, tanta que cuando le digo que no tenemos (y es verdad) me dice que tenemos que ir a la tienda a comprarlo. Estoy desesperada, me lo pide constantemente, en casa, cuando salimos… No sé qué hacer…

Salimos a dar el paseo con el carro para que duerma la siesta y, cuando salimos de casa dijo que íbamos a comprar chocolate. Le expliqué que no, que todavía no necesitábamos ir a la tienda, que lo compraríamos cuando fuésemos, pero que no íbamos a ir a propósito solo a comprar chocolate. Lo entendió y cuando pasamos por la tienda no solo no lo repitió llorando como estaba haciendo últimamente, sino que fue en silencio comiendo feliz sus arándanos y, después, un trozo de pepino bastante grande (que yo pensaba que regresaría a casa en el taper…)

 

Me preocupa que casi no quiera salir últimamente, es que solo quiere estar en casa. Con lo que me gustaría que jugase con la naturaleza…

Durante el paseo de la siesta (no, no hubo siesta), estuvo observando un montón de flores “¡mira esa qué grande!”, “¡mira esa violeta!”, “¡mira esa blanca!”, “¡toca esta, Mama!”… Y así constantemente. Las miraba, describía su tamaño, su color, las tocaba, primero esta, luego la otra… Cogía un diente de león, lo soplaba, cogía una margarita, la deshojaba… Cogía unas hojas caídas de algún árbol, me decía “¡mira qué bonitas!” y me las daba para que las guardase… Buscaba piedras para tirar al río, palos para tirar al río, hojas para tirar al río…

 

Ni siquiera quiere jugar en el parque, en la arena hace mucho tiempo que no juega.

Estuvimos jugando en la arena (lo propuso él mismo) y de hecho la que acabó el juego fui yo levantándome porque empezó a tirármela encima y no me hizo mucha gracia…

img-20160826-wa0014
No, esta foto no es de hoy, es del verano, en la playa 😀

 

Últimamente pide seguido la tele, parece que ya no se le ocurren otros juegos, solo quiere ver la tele…

No la pidió en ningún momento del día. Al final yo estaba tan agotada (sin siesta y en el primer día de la regla… si eres mujer sabes de qué hablo…) que se lo propuse yo… 😦 A él la idea le encantó, claro, y fue corriendo al sofá. Entonces yo me arrepentí de habérselo propuesto y le dije “bueno, o podemos leer un cuento”. Esto lo hacemos siempre que nos propone la tele: le proponemos otra cosa y siempre dice que no. Pues hoy va y me dice “vale, un cuento y luego la tele, ¿vale?”

Así fue. Leímos un cuento y después en la tele vimos El circo de las mariposas, que me emocionó y casi se me sale un lagrimita. Y luego le puse un vídeo de The good dinosaur, que fue lo que pidió (cuando le pongo la tele el primer vídeo lo elijo yo y el segundo él). A los diez minutos (su vídeo era de 20) yo me levanté para ir a ducharme y él dijo que quería jugar a algo (no recuerdo a qué) y cogió el mando, apagó la tele y se levantó del sofá.

 

Además, ya empezó ayer a demostrarme que me equivocaba cuando se puso a cocinar con sus juguetes de cocina (que no son muchos) usando las nueces, palos, conchas y piedras que hemos traído a casa… O luego haciendo una “torre” super original… Básicamente, ha sido un día de caérseme la baba, a pesar del agotamiento que me ha supuesto que no durmiese la siesta y no haber vuelto a casa a ponerle la tele como estaba haciendo… (para darme un descanso y compensar la falta de siesta).

 

Total, que la moraleja -por llamarlo de alguna manera- del día de hoy es que incluso cuando nos parece que todo lo que hemos hecho se desmorona, nuestros intentos para que comiese bien, no viese la tele, le gustase la naturaleza… No, no se desmorona, tienen fases, como con todo, y esas fases pasarán y aquellas raíces que plantamos con tanto cariño seguirán creciendo hacia arriba. Lentamente, a veces nos parecerá que se detienen, o que se van hacia otro lado… Pero si seguimos creyendo en ellas y regándolas cada día con amor y respeto, seguirán creciendo y nos mostrarán una planta preciosa 🙂

Anuncios

10 comentarios sobre “Así lo pasamos (jueves de mayo) – “Te equivocas, Mama”

  1. Ay! Estaba leyendo el post y me daban ganas de darle un besote a Antek así que te estoy imaginando con la baba cayendo 🙂 Todo lo que se siembra da sus frutos y, como dices, hay fases y momentos en los que parece que no sirve de mucho todo el esfuerzo pero claro que no es así. Feliz noche!

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues es cierto. Estos días por ejemplo estaba empeñado en que fuésemos todos los días a la panadería a tomar tarta de queso… Decidí ceder a ver qué pasaba y, sabes qué? Cada día comía menos, hasta que hoy solo le dio un mordisco y dijo que no quería más. A veces prohibiéndole las cosas solo conseguimos que las deseen más y más… Gracias por tu comentario!

      Le gusta a 1 persona

  2. Hija… Estás describiendo mi hijo y mis preocupaciones tal cual. Tienen épocas que parecen hijos de otra persona, y una se enfada y pierde los nervios y vienen sentimientos que no querríamos sentir. Luego vuelven a su estado habitual y a nosotras nos viene la culpa 🙂

    Conclusión : sigamos haciéndolo bien! Es la única manera 😉

    Le gusta a 1 persona

  3. Antek es un niño increíble!!! Y ayer (o antes de ayer 😜) te lo demostró una vez más.
    Hay días incluso semanas que nos podemos sentir superadas por las circunstancias y esto hace que estos cabeceadas con el mundo, en especial con nuestros seres más queridos y cualquier gris aún clarito lo convertimos en negro. Es lo que te ha pasado estos días y Antek te dio ayer (antes de ayer) una gran lección, no todo es tan negro y hay días que ni siquiera son grises sino que son blancos puros. Maravilloso día!!! 😍😘😘

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias, la verdad es que sí que es increíble. No dejo de verlo. Estos días hemos estado llevando cajas al sótano y las pequeñas (vacías) las llevaba él, tan serio, tan trabajador, tan orgulloso sintiéndose tan útil… Me encanta. La verdad es que los días negros son un aburrimiento… voy a tirar el negro por la ventana y pintar los días con arcoiris. Gracias por tu comentario!

      Me gusta

Dime qué piensas, me encantará leerte :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s