Hoy leemos...·Libros·Minipost

Teatro de mesa fácil: Este ser Orq

No sé exactamente cuánto hace que tenemos Este ser Orq, pero creo que hace ya más de un año. A Antek le encanta y fue uno de los primeros libros que “leyó él solo”. Me explico: cuando  todavía no hablaba bien, lengua de trapo en toda regla, lo abría y se ponía a leerlo a su manera. A mí se me ponía está cara 😍 y grababa vídeos como toda mamá primeriza emocionada con las primeras lecturas de su hijo.

La historia es muy simple: Woma el mamut crece y la mamá lo echa de la cueva. Orq, muy triste, intenta convencerla sin éxito. Finalmente, Woma salva la vida de Orq y la mamá vuelve a aceptar a la gran “mascota”. Sin embargo, a pesar de que es tan simple, me parece ideal para niños ya desde los dos años, porque cada página tiene muy poca letra (cuando hay mucha letra no puedo leerla porque Antek me pasa las páginas antes de poder terminar), una o dos frases como mucho, las ilustraciones son geniales y los peques entienden la historia a la perfección gracias a estas ilustraciones y a la forma en que está escrito: simple y breve. Sigue leyendo “Teatro de mesa fácil: Este ser Orq”

Reflexiones

Soy mujer, soy cíclica

soy mujer ciclica

Últimamente ando dándole muchas vueltas al ciclo menstrual, a esa naturaleza que nos hace tan diferentes de los hombres y a lo mucho que esta se esconde, o se disimula…

Estos pensamientos han surgido sobre todo a raíz de que en los últimos meses he tenido momentos en los que he sentido mucha ansiedad, mal humor, o tristeza; me he enfadado, me he sentido furiosa, me han sacado de quicio cosas que normalmente no me sacan, he tenido ganas de gritar o de aporrear almohadas, he llorado… Y tras los tres últimos meses concretamente me he dado cuenta de una cosa: estos momentos siempre tienen lugar en el mismo punto de mi ciclo, siempre hay la misma distancia entre ese momento y la regla (sí, es poco antes de que me baje). Cuando me baja suelo sentir alivio, pienso “uf, no me estaba volviendo loca, solo eran las hormonas…” Luego, el resto del mes, tengo la paciencia de un santo, me río con esas cosas que en esos momentos me enfadaban o me sacaban de quicio, los días fluyen y la maternidad no parece tan difícil como en esa otra semana terrible…

Sigue leyendo “Soy mujer, soy cíclica”

Minipost

Minipost: Nuestro calendario Adviento

No pensaba escribir un post sobre nuestro calendario porque no pensaba que fuese a tener nada especial… Un calendario es un calendario y ya hay posts muy chulos sobre calendarios Adviento (como este con las ideas de actividades de la tribu de #losinventosdemama), así que no me parecía que yo pudiese aportar mucho.

Además, ni siquiera hice yo el calendario, sino que me compré uno de fieltro con bolsillitos del Lidl:

dav

No obstante, cuando empecé a pensar cómo plantearlo empezaron a asaltarme las dudas y empecé a cambiar cosas que hasta el momento me parecían simples… Por ejemplo, decidí que no podía poner tarjetas con frases en las que pusiera la actividad del día… No me convencía la idea porque Antek no sabe leer y yo quería que él pudiese saber lo que tocaba sin mi ayuda… Bueno, por eso y porque ya me lo imaginaba cogiendo las tarjetas y leyéndolas “él solo”: “Comprar mucho chocolate y comerlo todo”, “Ir a coger muchos trenes, metros y tranvías”, “Comprar un camión de bomberos y otros juguetes chulos”… No, me parecía demasiado arriesgado… Sigue leyendo “Minipost: Nuestro calendario Adviento”