Crecimiento personal · Crianza consciente · Maternidad · Reflexiones

Ser mujer es…

ser mujer es

¿Y tú, cómo acabarías esa frase?

Hace unos días, una compañera en un grupo de WhatsApp escribía en un momento de bajón “a veces pienso que ser madre y mujer es la peor cosa que me podía pasar“. Es un pensamiento fuerte, pero si eres madre (y no reciente, que ahí todavía estamos en una nube) la entiendes perfectamente y no la juzgarías. Y no lo digo porque creamos que lo que ha dicho sea verdad, sino porque es posible que también alguna vez hayamos pensado eso, o quizá no eso pero sí alguna otra barbaridad de la que luego nos hemos arrepentido y hemos pensado “madre mía, cómo pude haber dicho eso…” Pues porque muchas de nosotras estamos desbordadas, así de simple… Porque damos mucho más de lo que tenemos, damos de vasos vacíos, nunca tenemos tiempo para volver a llenarlos, y nos piden más y más y vemos ese vaso vacío y entramos en pánico porque no sabemos cómo dar más de dónde no hay…

Esta mamá también decía que le frustraba no poder frustrarse o enfadarse y que le parecía una crueldad exigir de una persona que siempre esté equilibrada y en su centro. A mí también me lo parece, por eso yo creo que es legítimo frustrarse y enfadarse, es incluso necesario hacerlo si así lo sentimos, ya que reprimir no nos va a llevar a un buen lugar… Es imposible que estemos siempre equilibradas y en nuestro centro. No con el tipo de vida que llevamos, que es totalmente antinatural…

Aunque en estos dos párrafos más o menos ya he resumido mi opinión, como creo que puede haber muchas mamás que se sientan identificadas con los sentimientos de esta mamá, me gustaría compartir en este post (como ya he hecho en alguna otra ocasión) la respuesta que le di, desde mi sentir. Por si a alguna mamá le puede inspirar también lo que le dije. Aquí te la dejo:

“Yo no creo que debamos estar siempre equilibradas y en nuestro centro, no creo que no debamos enfadarnos, creo que nos lo debemos permitir porque si seguimos reprimiendo, la explosión va a ser aún más grande…

soy mujer ciclica

Mi experiencia hasta ahora es que cuanto más lucho con mis emociones negativas, cuanto menos las acepto y más las juzgo, más tardan en seguir su camino (o sea, que más tiempo las siento, más me cuesta “let it go“, dejarlas marchar y volver a mi centro; es como que al no aceptarlas, se acomodan y no se van durante más tiempo)….

Por esa razón, yo he llegado a la conclusión de que es necesario aceptarlas y aceptarnos a nosotras cuando las tenemos, de la misma manera que intentamos aceptar a nuestros hijos cuando las tienen. ¿No queremos que ellos las repriman pero nosotras sí las reprimimos? Eso no sería muy coherente, ¿no?

Tienes derecho a frustrarte y enfadarte, es legítimo y es humano. No eres un robot, eres un ser humano. Siempre te frustrarás y enfadarás… Hacer una trabajo de crecimiento o indagación personal no es para evitarlo y estar siempre felices, es para aprender a vivir con eso, es aprender a vivir con esas emociones pero reaccionando ante ellas de una forma diferente (no regocijarnos ahí, no estancarnos, no victimizarnos…) El crecimiento personal, tal y como yo lo entiendo, no es aprender a ser perfecta y feliz siempre, siempre en mi centro, sino aprender a quererme tal y como soy y sacar de mí mi mejor versión, creer en ella e ir a por todas.

Eres una mujer maravillosa y una mamá maravillosa que tiene dificultades porque está criando de una manera antinatural. Carlos González menciona en su libro Comer, amar, mamar cómo las monas en cautividad, en los zoos, también tienen problemas para criar a sus crías, precisamente por estar en cautividad, por no estar en su entorno natural. Nosotras estamos igual, esto no es lo natural para nuestra especie (aunque sea lo que se hace desde hace siglos). No, esto no es natural, por eso es difícil. Tienes todo el derecho a sentirte frustrada y enfadada, pero nunca dudes de ti.

luna roja

Por otra parte, decir que yo en los últimos meses he aprendido a amar mi feminidad, el ser mujer… Te recomiendo a Rous Baltrons, Cuerpo de mujer, sabiduría de mujer, que seguro que ya lo conoces, Luna rojaYo creo que ser mujer es un regalo, aunque hayan intentado convencernos de lo contrario toda nuestra vida ❤️❤️❤️ Podemos dar vida. Es una pasada. Incluso mi hijo me dijo que le daba pena no ser mujer porque le encantaría poder tener un bebé… ❤️”

Podría seguir, la verdad, porque es un tema que me inspira, pero prefiero dejarlo aquí y no hacer un post kilométrico de esos míos 😉 (Lo prefiero hoy, pero posts kilométricos siempre habrá, porque soy yo en estado puro y me acepto 😉 ).

 

P.D. Como decía al principio del post, una de las razones por las que estamos abrumadas y saturadas es porque tenemos que dar de vasos que están vacíos, se nos olvida volver a llenar el vaso… Con eso quiero decir que nos olvidamos de cuidarnos a nosotras mismas, y si no nos cuidamos y nos queremos, es difícil cuidar y querer a otros… Por esa razón, llevo meses muy interesada en esto del autocuidado y un día, de repente, se me ocurrió abrir un grupo en Facebook en el que ir compartiendo cositas que voy haciendo o que ya he integrado en mi rutina, que tienen que ver con mi autocuidado. Si te interesa, te invito a que te unas aquí. He puesto dos preguntas muy sencillas para acceder al grupo, sin la respuesta a la segunda no acepto las solicitudes. Seguro que lo entiendes 🙂

 

Otros posts de temas similares que quizás te interesen:

Sobre las rabietas, emociones y otras cosas de esas difíciles de explicar

La maternidad para mí

Soy mujer, soy cíclica

Me gusta ser mamá

Dime qué piensas, me encantará leerte :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s