cocina · En español · Galletas · Recetas · repostería · Uvas pasas

Citrus Scones

(Ten post po polsku tutaj).

Probé los “scones” por primera vez cuando estuve en Londres en casa de mi amiga Vero. En su casa estaba viviendo de forma temporal un chico que los hizo y así fue como los probé. Me encantaron y tuve que pedirle la receta porque tenía que volver a hacerlos! ¡Deliciosos!

Se hacen de forma muy similar a las galletas, pero la masa se deja más gorda y quedan como unas bolitas que por fuera están crujientes y por dentro más blanditas, casi esponjosas. Se cortan por la mitad y se untan con “creme fraîche”, yogur griego o yogur natural (versión más sana) y con un poco de mermelada por encima, de algún fruto rojo o fruto del bosque. ¡Para chuparse los dedos! Sigue leyendo “Citrus Scones”

Avena · BLW · cocina · En español · Galletas · Merienda · Otros blogs · Recetas · Recetas sanas · repostería · Sin azúcar · Uvas pasas · Vegetariano · Zanahoria

Galletas de avena, zanahoria, compota y uvas pasas – sin azúcar (BLW)

(Ten post po polsku tutaj).

Hoy estreno la sección de traducción de otros blogs al español. Esto es algo que ya he hecho en polaco con más frecuencia, porque leo más blogs en español y, por lo tanto, es más frecuente que me encuentre con una entrada interesante que quiera traducir en español (al polaco) que a la inversa. Empecé a hacer posts traducciones de otros posts principalmente por dos razones: una es que soy traductora y nunca viene mal seguir traduciendo, aunque sea de una forma más informal, y otra porque a veces encuentro entradas que me parecen lo suficientemente interesantes como para traducirlas y permitir que sus lectores sean no solo quienes entienden el idioma, sino también quienes no. No tengo ni idea de si traducir entradas de otros blogs es algo que ya se ha hecho o no.  Sigue leyendo “Galletas de avena, zanahoria, compota y uvas pasas – sin azúcar (BLW)”

cocina · En español · Galletas · repostería

Galletas crujientes de almendra

(Ten post nie będzie po polsku bo przepis jest tutaj).

Ayer hice unas galletas crujientes deliciosas, con mucha almendra, es decir, para los amantes de la almendra. La receta no ha salido probablemente como tenía que salir, porque se suponía que tenía que poder amasar y cortar, pero quedó más bien pegajosa y no era posible amasar. Como a mí amasar no me gusta mucho, pasé de echarle más harina y ponerla “amasable” y lo que hice fue meterla a cucharazos en la bandeja del horno, a ver qué salía. El resultado: unas deliciosas galletas finitas y crujientes de almendra (yo en el horno metí bolas, pero con la calor se derritieron y quedaron como láminas). La receta la saqué de un paquete de azúcar polaco, Diamant, la receta está también en internet, por si a alguien le interesa, aquí.

Ingredientes:
– 160 g de azúcar glas
– 150 g de mantequilla fría
– 200 g de almendras (no tengo muy claro qué quería decir la palabra que aparecía aquí en polaco, seguro que no eran enteras, pero tampoco eran molidas; yo lo que hice fue meterlas en esto que venía con la batidora, que si le das fuerte las deja “hechas polvo” y si le das menos las trocea, de manera que quedaran mitad y mitad, es decir, había parte de la almendra en plan polvo y parte en trozos de diferentes tamaños. Personalmente me encanta el efecto que le dio a la galleta el hecho de que la almendra estuviera en diferentes tamaños).
– 100 g de harina
– una pizca de sal
– 2 yemas (yo metí un huevo entero y una yema, para que no me quedara una clara colgando, porque la clara sobrante, como veis, es el siguiente ingrediente)
– una clara para “pincelar” las galletas
– un poco de azúcar para echar por encima de la clara, después de pincelarlas
Pasos:
1. Meter todos los ingredientes excepto los dos últimos en un bol.
2. Amasar.
3. Meter la masa (hecha una bola) en la nevera durante media hora (yo para la primera fuente pasé de esperar y para la segunda la tuve creo que unas dos horas en la nevera…)
4. Si te ha quedado una masa “amasable”, pues amasa, corta las galletas y ponlas en una fuente para el horno. La fuente puedes engrasarla con mantequilla o poner papel de hornear que es más cómodo. Si te ha pasado como a mí, coge dos cucharas y vete poniendo la masa en plan bolitas/pegotes en la fuente.
5. “Pincela” las galletas con la clara batida y luego espolvorea un poquito de azúcar (no te pases, que ya son bastante dulces las galletas).
6. Mete la fuente en el horno previamente calentado a 180º durante 12-15 minutos.
¡Que aproveche!