Maternidad · Mi experiencia

Mi pérdida gestacional

perdida gestacional

Hoy me apetece hablar de un tema bastante íntimo, como es la pérdida gestacional, también teniendo en cuenta cómo lo llevé con Antek… Me atrevo a decir que de una forma poco “tradicional”, pero era la que tenía sentido en mi cabeza, la que a mí me resonaba…

Como han pasado ya casi tres años desde entonces, he decidido añadir a este post escritos que hice en los días en los que dicha pérdida tuvo lugar, para aportar también la visión que tuve en aquel preciso instante, ya que hay sentimientos que se pueden expresar mucho mejor en el momento en que se tienen, que casi tres años más tarde. Sigue leyendo «Mi pérdida gestacional»

Mi experiencia · Parto

Mi parto: el desenlace ;) (2)

Si cuando escribí la primera parte no estaba segura de recordar bien el parto, ahora que ha pasado casi un año y medio desde que escribí aquella y casi tres desde que nació Antek, espero no empezar a inventar como una loca… 😀 En cualquier caso, como es evidente que después de tanto tiempo no me acuerdo de los detalles, iré directa al grano (a aquello que recuerdo).

La primera parte de esta entrada la tienes aquí. Si ya la has leído, recordarás que terminaba en el momento en el que el parto se hacía real (nos confirmaban en el hospital que había comenzado) y me tenía que separar de Tata (tenía que ir en coche a casa a buscar la partida de matrimonio).

mi parto mecachismama
Nunca me pinto las uñas y justo me coincidió tenerlas pintadas el día del parto…

Sigue leyendo «Mi parto: el desenlace 😉 (2)»

Mi experiencia · Personal · Reflexiones

Mi mejor dieta sin efecto yoyó

appetite-1239057_1920

Creo que en la vida hay distintos tipos de personas en lo que se refiere a la alimentación: están quienes comen fatal y a pesar de todo se mantienen delgados y con buen tipo y están quienes comen fatal y tienen sobrepeso u obesidad. Luego están quienes no comen super bien, pero tampoco fatal, y están delgados y quienes no comen super bien, pero tampoco fatal, y tienen sobrepeso u obesidad. Yo creo que siempre he estado en este último grupo. Sigue leyendo «Mi mejor dieta sin efecto yoyó»

¡Mecachis Mama! · Mi experiencia · Reflexiones

De una ex-gorda/vaca/foca/chapona

lonely-1466900_1920

Últimamente se habla mucho del bullying o acoso escolar. Los padres empiezan a protestar ante este problema, que encima se ha agravado con las nuevas tecnologías. El acoso ahora ya no tiene lugar solo en la escuela, sino que te persigue, porque se queda en la red, para seguir haciéndote daño cuando sales de allí, cuando llegas a casa. Sigue leyendo «De una ex-gorda/vaca/foca/chapona»

2 años · En español · Lenguaje · Mi experiencia · Niños

Antek la cotorrita y nuestras conversaciones


(Al final de este post están los ejemplos de diálogos que menciono en él).

Antek ya desde antes de cumplir los dos años era bastante cotorrita, pero en las últimas semanas ya es algo fuera de serie. Repite todo lo que decimos, todo lo que oye (ahí atrás repitió lo que estaban diciendo unos niños en el parque en turco o árabe o quién sabe en qué idioma…) Cuando paseo con alguien suele ir callado, como si no quisiera interrumpir (o fuese atento a la conversación, ¡quién sabe!), pero cuando paseamos solos me va dando conversación durante todo el paseo (¡no vaya a ser que me aburra!)
Sigue leyendo «Antek la cotorrita y nuestras conversaciones»

Aeropuertos · En español · Mi experiencia · Niños · Viajes

Antek y el avión


Antek, que todavía no ha cumplido los dos años, ya ha viajado más en avión que muchas personas que conozco. De hecho ya ha viajado tantas veces que no me apetece contarlas, pero me gustaría hacer un breve resumen de cómo ha ido cambiando la cosa. Antes de la primera vez, leí algunos consejos en otras páginas y blogs. No todos me resultaron útiles. Entre ellos estaban los de llevarles, evidentemente, cosas para comer, sus juguetes preferidos, una manta por si en el avión tenían puesto el aire acondicionado muy alto, facturar el carro y no llevarlo en la zona de embarque… Al principio los seguí todos y, poco a poco, he ido pasando de algunos de ellos. Sigue leyendo «Antek y el avión»

¡Mecachis Mama! · Enfermedades · Maternidad · Mi experiencia

¿Cómo sobrevivir un virus estomacal con un niño pequeño?

(Ten post po polsku tutaj).

toilet-paper-627032_1920

¿Cómo? Porque el título es una pregunta, no es que yo os vaya a dar aquí la respuesta… Es una pregunta para vosotros, para que me digáis cómo hacerlo, porque yo todavía no sé cómo… Y eso que ya he pasado tres desde que tengo a Antek. Ya he escrito sobre cómo es estar enferma cuando tienes un bebé desde mi punto de vista. En fin, ahora un resfriado me parece una tontería en comparación con un virus estomacal… Sigue leyendo «¿Cómo sobrevivir un virus estomacal con un niño pequeño?»

En español · Lactancia · Maternidad · Mi experiencia · Niños

Mi experiencia con la lactancia (2)

 

En este post empecé a hablar de mi experiencia con la lactancia. Como es un tema que da para mucho, preferí dividirlo para no hacer un post interminable que nadie se leería. Tal y como contaba en él, tras un parto por cesárea, en menos de dos días ya estaba alimentando a Antek exclusivamente con lactancia materna. Sigue leyendo «Mi experiencia con la lactancia (2)»

Cesárea · En español · Mi experiencia · Parto

Mi experiencia con la cesárea (II)

(Esta entrada es continuación de esta otra entrada, donde empecé a relatar mi experiencia con la cesárea. Debo señalar que mi experiencia es de una cesárea de urgencia, que si no me equivoco, se diferencia bastante de una cesárea programada).

pregnancy-31113_1280

Recuerdo que cuando pasó el efecto de la anestesia local y empecé a sentir otra vez mi cuerpo del pecho para abajo, una matrona quiso que me levantara de la cama y fuera al baño a ducharme (ella me ayudaría). Yo le dije que me dolía demasiado, que no era capaz, pero ella insistió. Intenté incorporarme y ni eso fui capaz, y parece ser que la convencí porque de repente dijo que vale, que lo intentábamos más tarde. Después de unas horas volvió y me dijo que lo intentáramos otra vez. En fin, decidí que bueno, habrá que intentarlo, si dice que ya puedo será que puedo, así que tengo que conseguirlo. Conseguí incorporarme y empezar a andar, no sé ni como, porque recuerdo que el dolor en la zona abdominal era espantoso. Me sentía super débil y el dolor me parecía insoportable, hasta el punto de que empecé a marearme. Se lo dije y llamó a una compañera para ayudarme entre las dos mientras me decía “no te me desmayes ahora que yo sola no puedo contigo” antes de que llegara su compañera. Una vez en la cama le dije “no sé qué pasó, me sentía tan decidida…” como con algo de culpa, pero me dijo que no pasaba nada, que lo volvíamos a intentar más tarde. La verdad es que casi toda la gente a la que le he contado esto le ha parecido que me animaron a moverme demasiado rápido (la cesárea fue sobre las tres de la tarde y esto fue por la noche, el primer intento por la noche y el segundo, cuando me mareé, de madrugada). Sigue leyendo «Mi experiencia con la cesárea (II)»

Mi experiencia · Parto

Mi parto (sin detalles desagradables)

La verdad es que ya no estoy segura de recordar bien todos los detalles del parto, pero supongo que tampoco es necesario. Lo comento para quienes tengan curiosidad (quien no tenga, que no lo lea; a lo mejor piensas “¿quién va a tener curiosidad por saber cómo fue un parto?”, pues os sorprendería, ya me lo ha preguntado bastante gente y no por quedar bien, porque mientras lo contaba me hacían preguntas del tipo “¿y luego qué pasó?” super interesadas, jejeje) o para quienes tengan miedo (quienes piensan en pasar por uno algún día) y buscan ejemplos de partos que puedan más o menos tranquilizar (no fue ideal, pero tampoco traumático). Hay que decir que mi parto acabó en cesárea, por lo tanto la parte de empujar es una parte que no puedo compartir, y la parte de la cesárea ya la he compartido aquí.

Lo primero, decir que me preparé para el parto con un curso de autohipnosis. No se trata de hipnosis como la conocemos, sino de llegar a un estado de relajación donde esta haga un efecto como de anestesia (de hecho hay quienes hablan de “anestesia por autohipnosis”). Yo no llegué a un nivel de autohipnosis tan fuerte, pero creo que sí me ayudaron todos los ejercicios de relajación que hice durante semanas antes del parto en casa. Resulta curioso sobre todo porque nunca he sido una persona a la que le gusten este tipo de cosas, relajación con audios, meditación, ni siquiera el yoga… Pero cuando supe que estaba embarazada, siendo consciente de que soy una miedicas y que a veces por miedo puedo llegar a desmayarme, me pareció que tenía que hacer algo con ese miedo y ese algo iba a ser hacer lo imposible por controlarlo. Por esa razón, si bien no puedo decir que la autohipnosis me sirviera como anestesia, sí reconozco que me ayudó un montón con el control de los nervios. Durante todo el parto estuve super tranquila (al menos hasta que no empezaron las complicaciones). Sigue leyendo «Mi parto (sin detalles desagradables)»