2 años · Anécdota · Minipost

Minipost: #nomeenseñesqueaprendosolo – ¡Corriendo voy!

Acabo de encontrarme este post en borradores con fecha de agosto de 2016 (Antek tenía recién cumplidos 2 años). Me ha encantado. Que pena me da haber dejado de escribir en el blog por tanto tiempo, con lo bonito que es inmortalizar anécdotas, reflexiones, momentos… Aunque sea de hace casi 5 años, lo comparto porque me ha encantado. Imagino que en aquel momento lo dejé para publicar en otro momento y me olvidé de él.
pequenoflash
Mi pequeño Flash 🙂

Sigue leyendo «Minipost: #nomeenseñesqueaprendosolo – ¡Corriendo voy!»

Anécdota · Minipost

Minipost: Anécdota – Los platos sucios

no cojas esos platos mecachismama

Hace una semana estuvimos en casa de una amiga que tenía una cocinita de juguete. Antek, que a la suya solo le hace caso de vez en cuando (aunque le hace mucho más desde que la puse en la cocina), decidió que le apetecía jugar con la cocinita de su amiga.

Cocinó, colocó cosas en un lado y en otro, y de repente abrió algo, colocó unos platos y los iba a guardar cuando su amiga quiso coger uno. Él no le dejó. No recuerdo si le apartó la mano o tapó los platos con sus manos para impedírselo. La niña no insistió mucho. Yo iba a decir algo, iba a preguntarle por qué no le dejaba coger el plato, que estábamos en su casa y nos estaba dejando jugar con sus juguetes y lo menos que podía hacer era no prohibirle coger sus propios juguetes… (la niña es un año más pequeña).

No obstante, como ya sabes que me estoy entrenando en no hablar antes de tiempo, decidí callar y observar… No pasaron muchos segundos hasta que Antek me miró y me dijo: Sigue leyendo «Minipost: Anécdota – Los platos sucios»

Crianza consciente · Maternidad · Minipost · Reflexiones

Minipost: Lo importante es probar

En breve espero publicar por fin el post con las actividades de invierno… ¡Esta vez me está costando más que ninguna! De todos modos, ya estoy haciendo actividades y usando el hastagh #eninviernomedivierto (que es el del año pasado) en mis publicaciones de Instagram. Si quieres compartir tus fotos haciendo actividades de invierno con tu peque usando el hastagh puedes hacerlo ya, no tienes que esperar por el post 😉

La semana pasada hicimos una actividad que estará en la lista: patinar sobre hielo.

si no pruebas no sabes

Sinceramente, no pensaba hacerla. Yo no sé patinar, me da miedo, tanto que me bloquea, así que ir a patinar con él no me parecía una gran idea porque temía transmitirle mi miedo. No obstante, como teníamos una pista de hielo cerca de casa, durante semanas estuvo viendo patinar a niños y adultos y finalmente empezó a pedirme que él también quería. Yo intentaba ignorar su petición a ver si paraba, pero seguía y seguía, todos los días… Así que empecé a planteármelo… Por un lado pensaba que seguro que le daba miedo y no duraba la cosa ni 10 minutos… Pero había una Paula que decía “¿Y si no es así? ¿Y si te equivocas? Además, si es así, ¿qué importa? Al menos lo habrá probado y sabrá que no quiere; sin probarlo seguirá deseándolo…” Así que finalmente pregunté si yo podía ir con mis botas y él con los patines y me dijeron que sí, así que me armé de valor y fui con él… Sigue leyendo «Minipost: Lo importante es probar»

Minipost

Minipost: Nuestro calendario Adviento

No pensaba escribir un post sobre nuestro calendario porque no pensaba que fuese a tener nada especial… Un calendario es un calendario y ya hay posts muy chulos sobre calendarios Adviento (como este con las ideas de actividades de la tribu de #losinventosdemama), así que no me parecía que yo pudiese aportar mucho.

Además, ni siquiera hice yo el calendario, sino que me compré uno de fieltro con bolsillitos del Lidl:

dav

No obstante, cuando empecé a pensar cómo plantearlo empezaron a asaltarme las dudas y empecé a cambiar cosas que hasta el momento me parecían simples… Por ejemplo, decidí que no podía poner tarjetas con frases en las que pusiera la actividad del día… No me convencía la idea porque Antek no sabe leer y yo quería que él pudiese saber lo que tocaba sin mi ayuda… Bueno, por eso y porque ya me lo imaginaba cogiendo las tarjetas y leyéndolas “él solo”: “Comprar mucho chocolate y comerlo todo”, “Ir a coger muchos trenes, metros y tranvías”, “Comprar un camión de bomberos y otros juguetes chulos”… No, me parecía demasiado arriesgado… Sigue leyendo «Minipost: Nuestro calendario Adviento»

Crianza consciente · Maternidad · Reflexiones

¿Criamos de forma coherente y consciente?

 

people-2298607_1280

Hace unos días estaba en un grupo de juegos con Antek y había un niño que quería coger un camión con el que estaba jugando él. A Antek esto por supuesto no le gustaba, verlo al acecho, como un águila, mirando como jugaba con él, pero al menos sin lanzarse a cogérselo (que es lo que habrían hecho muuuuuuuuchos otros niños). De todos modos, a Antek no le gustaba, de vez en cuando me pedía que lo cogiese yo, como si tuviese miedo de que a él se lo quitase pero pensase que a mí me iba a respetar más y no me lo iba a quitar. Le dije que me parecía que solo estaba mirando como jugaba, que podía seguir jugando con él y cuando se cansase dejárselo.

No, no lo forcé a dejárselo al otro niño porque no me parecía justo. En el grupo de juegos hay muchos juguetes, y Antek eligió precisamente ese porque le encanta. No me parecía justo forzarlo a dejar su juguete preferido solo porque lo quería otro niño. Además de que no estoy de acuerdo con lo de “hay que compartir”, como ya expresaba en este otro post, no le veía sentido porque en muchas ocasiones los niños simplemente quieren un juguete con el que está jugando otro niño porque está jugando otro niño con él y si el juguete no lo estuviese usando nadie, no lo querrían. Entonces, a cada dos por tres tendría que decirle a Antek que le diese el juguete con el que juega a otro niño. ¿Qué sentido tiene eso? Sigue leyendo «¿Criamos de forma coherente y consciente?»

Anécdota · Crianza consciente · Maternidad · Reflexiones

Mi hijo, mi espejo

mi espejo
La semana pasada fuimos al parque con un amiguito que aun no tiene dos años. Jugaron a su manera, como pueden jugar dos niños que se llevan más de un año de edad en un momento en que la manera de jugar de uno y de otro se diferencia tanto… es decir, que jugaron corriendo, que es una de esas cosas que en ambas edades les encanta hacer 🙂

Sigue leyendo «Mi hijo, mi espejo»