Maternidad · Reflexiones

La maternidad, para mí

baby-feet-1527456_1920

Hace ya meses (creo… al menos semanas… La verdad es que el paso del tiempo es algo extraño en estos momentos, no acabo de pillarle el truco…) me decía una amiga que la maternidad había perdido glamour. La verdad es que no entendí a qué se refería, lo confieso, pero aún así me salió decirle lo que me apetece compartir hoy, lo que es la maternidad para mí. Sigue leyendo “La maternidad, para mí”

Crianza consciente · Maternidad · Reflexiones

Seamos como niños

 

seamos como ninos

Esta semana, al salir de una cafetería después de tomar un café con algo dulce con Antek, entré en uno de esos “trances” míos en los que empiezo a reflexionar sobre algo y no puedo parar… En este caso le tocó a la incapacidad que tenemos los adultos para aceptar/soportar el comportamiento de los niños en ciertas situaciones… Comportamiento que, si es casi el mismo en todos los niños de todo el planeta, será por algo, digo yo: porque es lo normal y lo natural, y nosotros intentamos ir en contra de su naturaleza, como tantas otras veces. No tuve estas reflexiones por mí y por Antek, más bien porque cuando salíamos de la cafetería entró una señora con la que tuvimos “bronca” la última vez que fuimos, o debería decir que tuvo la bronca mi amiga, porque yo con la excusa de no hablar bien alemán me quedé al margen (tampoco me apetecía discutir con una señora con la que sabía que no tenía ningún sentido discutir porque pensamos de forma totalmente diferente, es imposible que lleguemos a un acuerdo y, encima, es super desagradable e irrespetuosa…) Sigue leyendo “Seamos como niños”

¡Mecachis Mama! · Crianza consciente · Mamá de dos · Maternidad

Amar a dos es posible

hermanos bimaternidad

Seguro que a más de una mamá le ha pasado, antes de tener a su segundo hijo, esa mezcla de sentimientos, esos sentimientos tan contradictorios… Es algo que sabes que te va a pasar, lo has leído, te lo han explicado tus amigas que ya tienen más de uno, pero aun así es imposible imaginarlo. Supongo que igual que tener hijos, no imaginas lo que es hasta que los tienes…

Mientras estaba embarazada de mi preciosa bebé arcoíris, muchas veces me sentía, casi sin quererlo, como si estuviese a punto de ponerle los cuernos a Antek, como si estuviese a punto de serle infiel. Había incluso momentos en los que pensaba que él podía sentirse triste cuando la cogiese en brazos, la llenase de besos, le dijese que la quería, la llamase “mi amor” o “mi cariño”, me preocupase por ella, fuese corriendo cuando llorase… Pensaba que quizá al verme tan preocupada por ella podría sentirse desplazado, podría sentir que mi amor por él había disminuido, que mi amor se había centrado más en ella… Sigue leyendo “Amar a dos es posible”

Crianza consciente · Maternidad · Nuestra experiencia

No llueve eternamente

no llueve eternamente

Creo que una de las dudas que tenemos en muchas ocasiones en la crianza es “¿cuánto va a durar esto?” referido a diferentes períodos, etapas, costumbres… A veces creo que he perdido el tiempo haciéndome esta pregunta, planteándome cuándo sería el final de algo en lugar de aceptarlo y disfrutarlo mientras dura, porque en el fondo muchas de esas cosas acaban siendo de las que echamos de menos, de esas en las que luego pensamos con cierta nostalgia…

En cierta medida creo que también afecta la sociedad, el ambiente que nos rodea, las opiniones de vecinos, médicos, otras madres en el parque, las cajeras del súper… Sigue leyendo “No llueve eternamente”

Anécdota · Minipost

Minipost: Anécdota – Nosotros somos Antek y Mama

ardilla

Volvíamos del parque y encontramos una ardilla en la hierba, a los pies de un árbol. Nos paramos para verla, pero de todos modos ya debíamos de estar demasiado cerca y escaló rápido el árbol para huir de nosotros.

Entonces le expliqué a Antek que la ardilla nos tenía miedo, porque somos muy grandes en comparación con ella y porque no nos conoce, no sabe que nosotros no le vamos a hacer daño, y como no lo sabe, prefiere no arriesgarse.

Entonces, Antek, con esa seriedad que tiene cuando hace algo que para él es muy lógico, miró hacia arriba y dijo:

– Nosotros somos Antek y Mama, ardilla.

A continuación, me mira a mí y me dice:

– Se lo dije porque no sabía. Sigue leyendo “Minipost: Anécdota – Nosotros somos Antek y Mama”

Anécdota · Crianza consciente · Maternidad · Reflexiones

Mi hijo, mi espejo

mi espejo
La semana pasada fuimos al parque con un amiguito que aun no tiene dos años. Jugaron a su manera, como pueden jugar dos niños que se llevan más de un año de edad en un momento en que la manera de jugar de uno y de otro se diferencia tanto… es decir, que jugaron corriendo, que es una de esas cosas que en ambas edades les encanta hacer 🙂

Sigue leyendo “Mi hijo, mi espejo”

Anécdota · Minipost

Minipost: Anécdota – El piano triste

Hace unas semanas estuvimos en casa de os Avós, donde está mi piano, aquel que tocaba cuando era pequeña hasta que una profesora de esas que deberían ocuparse a cualquier otra cosa excepto a enseñar, consiguió que le cogiera manía y, poco a poco, lo fuera dejando.

El piano, por supuesto, le encantó a Antek, a quien le suelen llamar mucho la atención los instrumentos musicales, y tan pronto como descubrió que producía música, no dudó en pedirme casi todos los días que se lo encendiera (aunque es un piano, no un órgano, es eléctrico y hay que enchufarlo y encenderlo) para deleitarnos a todos con sus melodías 😉

El caso es que uno de esos días, mientras hacía aquello que los adultos denominaríamos “aporrear” el piano, Avoa se acercó a él y le dijo:

– Así no, toca mejor así, suave -y a continuación tocó las teclas con delicadeza, como se supone que se debe tocar “bien”. A lo que Antek, con toda la sinceridad y seguridad de un niño de 3 años que ve el mundo con sus geniales ojos inocentes, lejos de toda la contaminación con la que los demás lo vemos, respondió seriamente:

– Pero es que así está triste, Avoa.

Lo dejo aquí, y ya cada uno que saque las conclusiones que quiera.

piano triste