Crecimiento personal · Orden_en_casa

Preparándome para ordenar y limpiar mi casa

orden y limpieza en casa

Si me sigues en las redes, ya estarás enterada de que planeo hacer un reto de orden y limpieza en casa de 21 días que encontré en el blog Dos rayitas y que quiero empezarlo este viernes día 4. La razón es bastante obvia y seguro que me entiendes sin necesidad de que te lo explique. A veces mi casa me genera demasiado malestar, bueno, en realidad no me lo genera, el malestar suele surgir por otras razones, y la casa lo que hace es que lo aumenta… Si estoy de buen humor, la casa me suele dar igual. Pero claro, no puedo permitirme tener la casa de tal manera, que si estoy de mal humor o de humor bajo por alguna razón, la casa me lo multiplique.

Además, despues de leer a Marie Kondo tengo claro que quiero una casa que me genere felicidad, y que cualquier cosa que no la genere, debería desaparecer de la casa (al menos si es mía, no puedo deshacerme de las cosas de mi familia).

Aproximadamente hace dos semanas, cuando tomé la decisión de que no podía seguir procrastinando y dejando la casa para otro momento, propuse la idea de crear un grupo de mujeres que quisiéramos hacer el reto al mismo tiempo, para así compartir ideas, motivarnos, y darnos fuerza, porque no hay como la fuerza de un grupo de mujeres con un propósito común 😉

Estuve pensando en cosas que quería hacer durante esos 21 días, algunas relacionadas con el reto, otras son más bien rutinas que espero que me ayuden, y quería compartirlas en esos grupos pero, como siempre, me enrollé y me quedó muy largo… Así que he decidido compartirlas aquí, por si a ti también te sirven, para este reto, para algún otro, o simplemente para añadirlas en tu día a día porque te resuenan. Por aquí las dejo:

rutinas mecachismama

1. Si un día no puedo cumplir con la tarea (sé que los habrá), la apunto en una hoja para acordarme de hacerla un fin de semana (porque sé que por la semana me puede ser difícil, por eso ya asumo que puede pasar). Además hay tareas en el reto que personalmente me parecen imposibles de hacer en un solo día . Digamos que este es mi plan B para no acabar frustrándome pero tampoco decir “no fui capaz, pues nada”.

2. He pensado que me gustaría hacer algún tipo de celebración cada vez que terminemos una tarea porque quiero integrar a mis hijos en el reto y creo que puede ser pesado en algunos momentos, así que celebrarlo de algún modo cuando terminamos creo que podría ser interesante. Ayer se me ocurría, por ejemplo, para celebrar el día de la limpieza del baño , darnos un baño juntos. Esto todavía lo estoy barajando, ya que supone pensar en 21 formas de celebrar diferentes 😉 Lo cual, por otra parte, es una forma de añadir algo de alegría al reto.

3. Voy a crearme una lista de reproducción con las canciones que me dan más energía y vitalidad, para escuchar mientras ordeno/limpio.

4. En cuanto al uso de Aromaterapia para quienes interese (os comentaba en mi último post que empecé hace unos meses e incluso me he hecho distribuidora, así que si algún día te interesa, te animo a que lo hagas conmigo, te conté todas las ventajas de entrar conmigo al final de este post), se me ocurre que para días de limpieza podría estar bien una mezcla para difusor que dé energía y alegría, como cítricos; también he pensado en Purificación de Young Living, a mí se me ocurrió al final del día para purificar el resultado, pero también podría ponerse al principio (en la Aromaterapia hay que dejarse llevar mucho por la intuición, así que si la usas, ¡déjate llevar!), y para días en que tengo que deshacerme de cosas usar Incienso (Frankincense de Young Living), que ayuda a centrarse y conectar mejor con uno mismo y con la intuición; y por supuesto Thieves y Aceite esencial de limón para hacer con ellos productos de limpieza libres de tóxicos… Se aceptan propuestas diferentes, yo soy novata en este mundo, así que si tienes más ideas soy todo ojos 😉

Aromaterapia para la casa

5. Cada mañana y cada noche quisiera hacer una pequeña meditación/visualización de mi casa en el estado en el que yo quiero que esté. Todavía no tengo claro si hacerla de la casa completa o de la tarea de cada día… O quizá incluso combinar y por la mañana hacer una visualización de la tarea del día, como quiero que vaya, y por la noche una visualización de cómo quiero que esté la casa cuando acabe el reto. La visualización consistiría en ver ya la casa como yo quiero que esté, donde ya he conseguido lo que quiero, visualizar lo contenta que me siento, los sentimientos que genera en mí haberlo conseguido… Este tipo de meditación/visualización, entre otras cosas, cuento con que me ayude a no perder la motivación durante el reto, el recordar en todo momento lo bien que me voy a sentir cuando lo haya conseguido.

Para hacer la meditación/visualización yo usaré Aceites esenciales en el difusor, probablemente incienso (Frankincense de Young Living), si no usas aceites esenciales, he oído que también está bien hacer visualizaciones con Ondas Theta, se pueden encontrar en Youtube vídeos con sonidos que supuestamente las crean, también puedes hacerlas con música relajante o simplemente en silencio. (O no hacerla, por supuesto, aquí solo estoy compartiendo las ideas que he tenido, si algo te resuena lo tomas y si no, lo dejas 😉 ).

6. Si hay momentos en que los ánimos bajan, usar el consejo de Miguel Camarena de poner una canción que incite a saltar y ponernos a saltar, dar palmas, sonreír… (Con los niños además esto debería ser muy fácil). Parece una tontería, pero es algo que mejora el estado de ánimo y el humor de una forma impresionante, además de dar energía. Si limpiar con música que me motiva no hace que esto me salga automático, lo forzaré en algún momento para recargar pilas 😉

7. Hábitos no directamente relacionados con el reto pero que quiero realizar también durante estos días por elección personal:

– Al menos tres veces al día pararme a respirar de forma consciente.

– Hacer un mínimo de una meditación diaria (si pueden ser dos, mejor).

yoga-422196_1920

– Al final del día, agradecer al menos 3 cosas (pueden ser del día o de mi vida en general), si puedo compartir estos agradecimientos con alguien, mejor, las cosas se hacen más reales cuando las compartimos, en lugar de limitarnos a pensarlas. Puedo compartirlas con mi pareja, con alguna amiga por Whatsapp o en los grupos que he creado para acompañarnos mientras hacemos el reto.

Tres veces al día, tengo intenciones de usar un aceite esencial por vía tópica, inhalar y repetir una afirmación (se trata de los Protocolos de liberación emocional que propone Aguamarina en su curso de Autocuidado con Aromaterapia, que por cierto si vas a comprar el Bundle de Crecimiento Personal que está ahora mismo a la venta por un periodo limitado de tiempo, recibirás ese curso entre otros, y si lo compras usando el enlace de Aguamarina, recibirás unas cartas con afirmaciones positivas que no podrían ser más maravillosas, entre otras cosas). Yo, para este reto, he elegido Release de Young Living, que es una sinergia formada con aceites esenciales de plantas que ayudan a soltar, y por eso me ha parecido muy adecuado para este tipo de reto, aunque también puede ayudar a soltar emociones, recuerdos del pasado… La afirmación que he elegido será “Suelto y confío”, que es una afirmación de Ho’oponopono para dejar de resistir el cambio.

Rutina de ejercicios, diaria o cada dos días, en mi caso serán ejercicios de Rous Baltrons, ya sabéis que estoy en la membresía y los adoro. Por si también estás en ella, te comparto lo que he pensado. En estos momentos barajo dos posibilidades, una de ellas es hacer la práctica completa que acaban de colgar en la membresía para el equilibrio físico y emocional, porque me parece algo interesante a tener en cuenta en un reto como este… La otra es combinar yo, según mi disponibilidad de tiempo, los siguientes ejercicios: Mudra para tener una tremenda fortaleza, Ejercicio y respiración para conseguir nuestros objetivos, Meditación activa para tus propósitos, Triplancha para la motivación y Danza mantra para la fortuna y fluir en la vida. Así tendría una meditación, un mudra, un ejercicio de respiración (y brazos), una triplancha (abdominales) y una danza mantra (las adoro). Y si veo que me apetece añadir algo más porque tengo tiempo, creo que añadiría el Ejercicio de suelo para glúteos (por meter algo de glúteos), Jerusalema (por meter algo de danza y porque me encanta y me sube el ánimo también) y Danza para las caderas y el equilibrio (por meter algo de caderas) 

¿Y tú? ¿Tienes algunas ideas de hábitos que quieres llevar a cabo durante este reto?

Así soy yo · Crecimiento personal

Y en esas he estado estos años…

estos anos

En los últimos años de mi maternidad, hacer las cosas de la manera que yo quiero y que me gustaría se me ha hecho en ocasiones tan difícil y me ha despertado emociones y sentimientos que me ha costado tanto gestionar, que sentí que no me quedaba otra que buscar ayuda externa… Supongo que esta es una parte de la que no a mucha gente le gusta hablar. Si me conoces bien, ya sabes que me gusta ser sincera, mostrar mi maternidad como es, mostrando los buenos momentos (por supuesto), pero también dejando constancia de los menos buenos de vez en cuando (tampoco hace falta hacerlo con mucha frecuencia, me gusta poner el foco en lo positivo). Pero el caso es que sí, en esta casa las cosas no han sido siempre del color de rosa (y creo que siguen sin serlo, seguimos trabajando en ello, en realidad no creo que se llegue a un punto donde lo son, sino que más bien la vida es una montaña rusa) y ha habido momentos en que yo he sentido la necesidad de probar “cosas”… Sigue leyendo «Y en esas he estado estos años…»

Crecimiento personal · Reflexiones

Rous Baltrons y el empoderamiento de la mujer a través de la danza

rous baltrons
Fuente: Rous Baltrons Page (Facebook)

Este post lo tenía guardado en borradores y la verdad es que no tenía intenciones de publicarlo todavía, pero en vista de la situación actual, en la que quieren cerrar la cuenta de Rous Baltrons de Instagram, diciendo que tiene contenido inapropiado, he decidido publicarlo ya… En parte como apoyo, y en parte por si no la conoces que vayas rápido, por si al final Instagram cumple sus amenazas y le cierra la cuenta… Es una cuenta llena de contenido de mucho valor, así que creo que merezca la pena que le eches un vistazo si existe la más mínima posibilidad de que desaparezca.

Yo descubrí a Rous gracias a una amiga y ex compañera de la Tribu de Madres Conscientes (te hablé de ella en este post), me habló de su membresía, sus clases de danza, de tonificación, de cómo volvía a sentirse sexi y sensual gracias a sus bailes, de su propósito de empoderar a la mujer a través de la danza… Esto último fue lo que más me llamó la atención, como mujer no me siento todo lo empoderada que me gustaría, y la danza… me encanta. ¡Adoro bailar! Así que al leer “empoderamiento de la mujer a través de la danza” no me pude resistir… Cuando mi amiga me dijo que la membresía eran solo 9 euros al mes (¡me gastaba más en cafés!) también me quedó claro que tenía que probarla, pero como no quería ser impulsiva, decidí primero seguirla en Instagram, ver lo que iba colgando, y si de verdad me resonaba… Sigue leyendo «Rous Baltrons y el empoderamiento de la mujer a través de la danza»

Crecimiento personal · Crianza consciente · Maternidad · Reflexiones

Ser mujer es…

ser mujer es

¿Y tú, cómo acabarías esa frase?

Hace unos días, una compañera en un grupo de WhatsApp escribía en un momento de bajón “a veces pienso que ser madre y mujer es la peor cosa que me podía pasar“. Es un pensamiento fuerte, pero si eres madre (y no reciente, que ahí todavía estamos en una nube) la entiendes perfectamente y no la juzgarías. Y no lo digo porque creamos que lo que ha dicho sea verdad, sino porque es posible que también alguna vez hayamos pensado eso, o quizá no eso pero sí alguna otra barbaridad de la que luego nos hemos arrepentido y hemos pensado “madre mía, cómo pude haber dicho eso…” Pues porque muchas de nosotras estamos desbordadas, así de simple… Porque damos mucho más de lo que tenemos, damos de vasos vacíos, nunca tenemos tiempo para volver a llenarlos, y nos piden más y más y vemos ese vaso vacío y entramos en pánico porque no sabemos cómo dar más de dónde no hay… Sigue leyendo «Ser mujer es…»

Aprendiendo a querer(me) · Así soy yo · Crecimiento personal · Crianza consciente

Pequeña Paula

539147_10151170654540934_1908065961_n

Hoy, no tengo muy claro por qué, me entraron ganas de compartir algo que no sabe mucha gente, una de esas cosas que siempre me he guardado para mí… Un poco como aquel día en que de repente se me ocurrió escribir un post sobre mi experiencia en el colegio (con el bullying o lo que fuese). No digo que sea ese tipo de post, simplemente que es algo que siempre me he guardado para mí pero hoy, no sé por qué, me apetece compartirlo… Quizás porque quiero tener un gesto de amabilidad con la Pequeña Paula, y decirle que no tenía de qué avergonzarse y que merece la pena hacer aquello que nos gusta, tanto si a los demás les gusta como si no. Lo importante es que nos guste a nosotros y que nosotros disfrutemos haciéndolo…

Yo siempre había sentido que dentro de mí estaba la Pequeña Paula, muchísimo antes de leer sobre la niña interior (enlazo un artículo publicado en la página web de Yvonne Laborda, pero si te interesa el tema en su página tienes mucha más información además de un curso que te ayuda a conectar con esa niña y a sanar heridas de la infancia que puedes seguir arrastrando sin ser consciente de ello). De hecho, en más de una ocasión he compartido con gente cercana que fue ella quien me salvó de no fumar en la adolescencia. Te cuento por qué, por si te interesa, y si no te interesa, te saltas este párrafo. Aunque este post trata todo de Pequeña Paula, así que si el tema no te interesa casi te propondría que te “saltaras” todo el post 😉 Sigue leyendo «Pequeña Paula»

Crecimiento personal

La clave de todo… SOY YO… ERES TÚ…

la clave de todo

Hace un tiempo, estaba pensando en el tema de la comida y de cómo quiero dejar ciertas cosas (el consumo de azúcar, de harinas refinadas, reducir el consumo de carne…) y cómo últimamente lo estaba llevando bastante mal, y mientras pensaba en esto me di cuenta de una cosa, una reflexión que quiero compartir hoy contigo. En realidad es una reflexión bastante simple y creo que todos lo sabemos, pero como se nos olvida con mucha frecuencia, solo quiero recordártelo y recordármelo (sí, a mí también, porque se me olvida constantemente…)

Ahí va: Sigue leyendo «La clave de todo… SOY YO… ERES TÚ…»

Crecimiento personal · Pareja

Reconecto con mi pareja: gracias / necesito… / quiero…

la pareja

Este es un tema del que es difícil hablar, creo, y sobre todo es muy difícil abrirse en las redes… Creo que es normal, es un tema muy personal y además puede implicar la intimidad de una segunda persona. No obstante, hoy me apetece compartir en el blog sobre esto… Sigue leyendo «Reconecto con mi pareja: gracias / necesito… / quiero…»

Crecimiento personal · Crianza consciente · Maternidad

ABRAZO MI LENTITUD: ACEPTO MI RITMO, ACEPTO SU RITMO…

acepto mi ritmo

Hace unos meses tuve otro clic que también me gustaría compartir contigo. En esas ganas que tengo a veces de ser de una manera que no soy, en ese juicio que me hago y en esa falta de aceptación de cómo soy en realidad, me he dado cuenta de que sentir mi falta de organización, los días en los que siento que he hecho poco… en realidad viene todo de una idea, de una creencia que yo tengo de lo que es “hacer mucho” y también del hecho de que yo soy una persona lenta por naturaleza Sigue leyendo «ABRAZO MI LENTITUD: ACEPTO MI RITMO, ACEPTO SU RITMO…»

Crecimiento personal · Reflexiones

Quiérete hoy

quierete hoy

Hace unos meses, una mamá me comentaba que se me veía muy linda en las fotos de mi post “De una ex-gorda/vaca/foca/chapona” en el que comparto algunas fotos de mi infancia. Lo que me salió responderle cuando me dijo eso, que se me veía muy linda, fue que yo también lo creía, jejeje, que yo también me veía muy linda de pequeña y qué pena que entonces no era capaz de verlo, sino que vivía convencida de que era fea… (Eso sí, tenía la esperanza de que me pasase como al patito feo y de mayor acabar siendo preciosa…) Me di cuenta de que aunque fingía que no oía lo que me decían mis compañeros (vaca, gorda, foca…), sus palabras sí se iban grabando y tatuando en el subconsciente, en el corazón, me las creía y cuando me veía en el espejo no veía una niña guapa, veía una niña fea… En la adolescencia llegué a llorar mirándome al espejo, preguntándome cuándo llegaría por fin ese día en que me convertiría por fin en cisne… Preguntándome si llegaría… Sigue leyendo «Quiérete hoy»