Actividades·Minipost·Verano·Yo_juego_sin_juguetes

Minipost: #enveranonosmojamos – Agua con jabón y juego con hielos

Una de las actividades del post con 90 actividades para hacer en verano con los peques era “mojarse todos los días” y yo, como soy una de esas personas a las que le gusta complicarse un poco la vida, pensé que molaría mojarse cada día de una forma diferente… Pero claro, entonces empecé a estresarme, pensando de dónde iba a sacar yo 90 formas diferentes de mojarse, jajaja. Luego, volví a relajarme y me di cuenta de que realmente mojarse es algo que hacemos constantemente, desde que lavamos las manos, hasta que nos duchamos, pasando por lavar la fruta que nos vamos a comer, mojarse bajo la lluvia o hacer una guerra de globos de agua…

Por esa razón, porque hay un montonazo de maneras de mojarse y me parece que sería chulo juntarlas todas, se me ocurrió el hastagh #enveranonosmojamos para añadir a las fotos que publiquemos en Instagram en las que nos mojemos, sea de la forma que sea. ¿Qué te parece?

Yo ya he empezado con unas cuantas fotos de actividades que le propuse a Antek, luchando con su actual adicción por la tele (que, por suerte, no supera a su amor por el agua). Ambas actividades facilitas, una de ellas la puedes hacer sin ningún tipo de preparación previa y sin necesidad de comprar nada. ¿Qué te parecen? A Antek le encantaron las dos.

ninos y agua mecachismama Sigue leyendo “Minipost: #enveranonosmojamos – Agua con jabón y juego con hielos”

Actividades·Minipost·Yo_juego_sin_juguetes

Minipost: #Yojuegosinjuguetes – Pasta, avena y arroz

Uno de mis primeros posts de #yojuegosinjuguetes fue precisamente el del juego con pasta cruda, en el que Antek hacía trasvases de unos recipientes a otros. Ese fue un juego que durante una época bastante larga hicimos de formas diferentes, usando recipientes diferentes y herramientas diferentes. Le encantaba y le sacamos muchísimo partido.

Una de las primeras veces que jugamos (hace más de un año), mi intención no era hacer trasvases sino un juego sensorial (tocar las diferentes texturas) y lo que hice fue ponerle en diferentes recipientes, diferentes alimentos: pasta, copos de avena y arroz. No obstante, después de toquetearlo un poco a él le pareció mucho más divertido jugar a los trasvases y mezclarlo todo… Cuando terminó, recogí lo que pude y el resto me limité a aspirarlo. No sabía si tenía sentido guardar todo aquello mezclado, pero Tata me dijo que por qué no, que podía volver a usarlo, y como él suele ser de los que me dice que tire las cosas, le hice caso 😉

¿Verdad que te gusta como quedó al final? Sigue leyendo “Minipost: #Yojuegosinjuguetes – Pasta, avena y arroz”

Anécdota·Minipost

Minipost: Anécdota – El piano triste

Hace unas semanas estuvimos en casa de os Avós, donde está mi piano, aquel que tocaba cuando era pequeña hasta que una profesora de esas que deberían ocuparse a cualquier otra cosa excepto a enseñar, consiguió que le cogiera manía y, poco a poco, lo fuera dejando.

El piano, por supuesto, le encantó a Antek, a quien le suelen llamar mucho la atención los instrumentos musicales, y tan pronto como descubrió que producía música, no dudó en pedirme casi todos los días que se lo encendiera (aunque es un piano, no un órgano, es eléctrico y hay que enchufarlo y encenderlo) para deleitarnos a todos con sus melodías 😉

El caso es que uno de esos días, mientras hacía aquello que los adultos denominaríamos “aporrear” el piano, Avoa se acercó a él y le dijo:

– Así no, toca mejor así, suave -y a continuación tocó las teclas con delicadeza, como se supone que se debe tocar “bien”. A lo que Antek, con toda la sinceridad y seguridad de un niño de 3 años que ve el mundo con sus geniales ojos inocentes, lejos de toda la contaminación con la que los demás lo vemos, respondió seriamente:

– Pero es que así está triste, Avoa.

Lo dejo aquí, y ya cada uno que saque las conclusiones que quiera.

piano triste

Anécdota·Minipost

Minipost: Anécdota – El caracol estropeado

Hace unos días nos encontramos con una cantidad impresionante de caracoles. Después de llover le dije a Antek “Venga, vamos a ver si hay caracoles” y ni yo imaginaba que íbamos a encontrar tantos. Entre ellos había un montonazo de crías, si haces zoom verás lo pequeñitos que son. Yo creo que no había visto nunca ni tantos juntos, ni caracoles tan pequeñitos. Antek alucina con todo, así que el hecho de que él alucinara no fue ninguna sorpresa 😉

caracoles pequenitos

Mientras los observábamos, de repente se movió, no recuerdo para qué, y oí un crujido… Él también lo sintió, movió el pie y vio debajo el caracol aplastado… Sigue leyendo “Minipost: Anécdota – El caracol estropeado”

2 años·3 años·Ambiente preparado·Minipost

Minipost: los libros de Antek con dos años y medio

Ayer publiqué este post, que era del año pasado, pero con la migración de Frikadas de Paula a ¡Mecachis Mama! se me había “traspapelado” 😉 La razón por la que me acordé de publicarlo ayer era porque quería publicar este otro, un año después 🙂

No ha cambiado mucho la forma en la que tenemos los libros de Antek, podría decir que lo único “que ha cambiado” es que los tenemos expuestos en más sitios y que tiene más libros, claro, ya que ahora ya puede manejar bien los de páginas de papel (los normales, vaya).

Muchas veces veo en otros blogs esas estanterías de Ikea que son como especieros, en los que colocan los libros de la forma en la que yo quiero colocarlos, de modo que se vea la portada, pero como nosotros vivimos de alquiler y nos da una pereza asombrosa lo de hacer agujeros en las paredes (no tenemos ni las herramientas), esa es una opción que por ahora he intentado evitar.  Sigue leyendo “Minipost: los libros de Antek con dos años y medio”

Ambiente preparado·Minipost

Minipost: los libros de Antek

(Este post lo publiqué hace un año, el 5 de febrero de 2016. Cuando hice la migración a WordPress, como quería que ¡Mecachis Mama! estuviese solo en español, me puse a borrar los posts en polaco, y debí de borrar este sin querer. Hoy por fin me he acordado de traerlo de vuelta 😉 Curiosamente, este fue mi primer minipost, en el que presentaba ese tipo de entrada para días en los que no era capaz de escribir posts largos 😉 ).

Hoy he decidido empezar con un nuevo tipo de entradas: los “miniposts”. La razón es que hay semanas en las que me resulta totalmente imposible publicar un post normal (enferma Antek, enfermo yo, nos vamos de vacaciones…) y me da rabia que el blog se quede en silencio. Se me ha ocurrido la idea de los miniposts como forma de publicar algo breve. ¡Espero que gusten!

En este minipost presento una idea más que he sacado de los blogs sobre la filosofía Montessori en casa con los pequeños, de los que hablé en este otro post. En él además presentaba cómo había organizado los estantes de Antek y me faltaba la foto de la cajita con los libros, porque él ya estaba durmiendo (y la caja en la habitación). Pues aquí está. Sé que la caja no es super bonita (caja barata de Ikea), pero creo que no es lo más importante. Lo importante es que tiene los cuentos a su alcance (en el suelo) y que están colocados de manera que puede ver las portadas. Nunca había pensado en el hecho de que los cuentos si se ponen de manera que se pueden ver sus portadas llaman más la atención e invitan más a la lectura que cuando solo vemos el lateral. ¡Es cierto! Y además, a Antek le encanta tener sus cuentos a su alcance. Cuando le apetece leer los coge y se pone a “leerlos” él solo o me los trae y los “leemos” juntos (es decir, Antek pasa rápido todas las páginas y al llegar al final dice “aca”, que significa “se acabó”).

¿Y vosotras/os? ¿Cómo y dónde colocáis los cuentos de vuestros peques?
Minipost·Yo_juego_sin_juguetes

Minipost: yo_juego_sin_juguetes – utensilios de cocina

A Antek siempre le ha apasionado la cocina y todo lo que hay en ella. Ya desde que empezó a gatear y a andar abría los armarios y luego los cajones y le encantaba sacar las cosas y jugar con ellas a su manera. Evidentemente, tuvimos que sacar todo lo peligroso de los armarios bajos.

Las ollas le gustaban especialmente, meter cosas, poner la tapa, sacar la tapa, sacar lo que había puesto, y repetir varias veces. También le encantaba el molde de silicona para las magdalenas, como ya he comentado en otro minipost.

Además, los utensilios de cocina solemos utilizarlos cuando hace trasvases de pasta cruda o de agua.

No obstante, últimamente Antek es todo un aficionado a la cocina y ya hace tiempo que ha empezado con el juego de imitación y a mí se me cae la baba viendo cómo juega y, sobre todo, cómo inventa.

Esta semana en dos ocasiones me sorprendió poniéndose “a cocinar” mientras yo cocinaba. Un día preparó con mucho cuidado estos recipientes encima de una silla:

sdr

Sigue leyendo “Minipost: yo_juego_sin_juguetes – utensilios de cocina”